El Real Madrid consiguió ganar el título de La Liga antes de la finalización de la temporada. Su triunfo ante el Villarreal ya le valía para proclamarse campeón y el pinchazo del Barcelona ante Osasuna ayudó a que las diferencias finales en la tabla fueran más amplias todavía.

Noticias relacionadas

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, atendió a los micrófonos de Movistar nada más saber que la entidad blanca ya se había hecho con otro título. En primer lugar, se acordó de los más afectados por la pandemia del coronavirus: ''Estamos muy contentos por haber ganado esta Liga. Queremos acordarnos de las personas que han sufrido, que lo han pasado tan mal y de los que no han podido estar con nosotros'.

Tras ese recuerdo, el dirigente merengue quiso felicitar a dos de las piezas más importantes de su proyecto: Zidane y Sergio Ramos. "Todos queríamos ganar esta Liga. El entrenador les ponía las pilas. Todos encantados", recalcaba Pérez.

Ambos son parte fundamental de esta etapa de oro que se está produciendo en la capital desde que el técnico francés se hiciera con los mandos del banquillo. Sergio Ramos, desde su condición de capitán, ha ayudado para que Zizou pudiera dominar sin problemas el vestuario hasta convertirles en una gran familia. Y el jugador aseguró querer terminar su carrera en la capital.

Zidane y Sergio Ramos posan para los fotógrafos con la copa de campeón de Liga REUTERS

"Eso seguro. Sergio estará aquí toda la vida. No sin prisa, no porque se hable de eso va a cambiar la historia. Tranquilidad todo el mundo. Él ha sido algo más que un capitán. Ha llevado al equipo con un liderazgo enorme, era una piña y él ha ocupado un lugar muy importante en este trabajo", analizaba Florentino ante las preguntas sobre el futuro del de Camas.

El futuro del central ha estado en entredicho en muchas ocasiones. Sin embargo, tanto él como la directiva ha trasladado siempre su intención de continuar juntando sus caminos. La intención del capitán es clara y el presidente también ha respondido de forma tajante.

Respecto al técnico, Florentino le definió como "una bendición del cielo". El francés ha vuelto a cosechar un nuevo éxito en el banquillo merengue y los números le respaldan: está haciendo historia desde que se sentó en el puesto de entrenador del Real Madrid. Según el presidente, esperan "que esté mucho tiempo" defendiendo los colores del club.

Una celebración diferente

El club blanco sabía que tenía muchas opciones de proclamarse campeón de La Liga durante esta noche. Por ello, trasladó un mensaje muy claro a todos sus aficionados: no salir a celebrar el título a la calle. Con el recuerdo de las víctimas del coronavirus, el Real Madrid dio una lección de responsabilidad cancelando cualquier tipo de fiesta.

Es por ello que, por medio de un comunicado, confirmó que no se visitarían las habituales sedes de las autoridades políticas y, ni mucho menos, la fuente de Cibeles donde siempre se celebran los campeonatos. A pesar de que el Ayuntamiento estaba elaborando un protocolo e incluso contaba con que el equipo lo festejara, desde la entidad se fue tajante.

[Más información - ¿Qué alternativas da Fernando Simón a los seguidores del Real Madrid para celebrar La Liga?]