El Real Madrid puede ganar este jueves su título de La Liga número 34. Los blancos tienen en su mano el alirón siempre que ganen al Villarreal en el Alfredo Di Stéfano. Los blancos solo necesitan dos puntos para certificar el triunfo en esta temporada tan especial. En caso de que pase, no habrá celebración en la Plaza de Cibeles, pero aún así Fernando Simón y las autoridades de Madrid han mostrado su preocupación por esta cuestión.

Noticias relacionadas

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha contestado en la rueda de prensa de análisis de los datos a esta cuestión y ha dado a los seguidores blancos varios consejos como alternativas para la celebración sin inundar la fuente madrileña de personas.

"Hay otras formas de divertirse y expresar la euforia y la alegría sin que ello suponga riesgos. Hay que tirar un poco de imaginación, pero los españoles tenemos mucha. Podemos celebrarlo con nuestro grupo de amigos, desde las ventanas, por las redes sociales... Pero no deberíamos celebrarlo en reuniones masivas porque los jóvenes que acudan se exponen a riesgos graves y, además, los trasladarán a sus familiares de riesgo", explica el protagonista de la pandemia en el entorno político.

La Plaza de Cibeles con la fuente de la diosa en el centro EFE

Se une al llamamiento que se hizo desde los organismos tanto del municipio como de la comunidad para prevenir estas salidas sin control. Más de 300 policías velarán para que no se produzcan estas aglomeraciones que podrían significar un aumento de contagios en la capital de España.

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, pidió "máxima responsabilidad" a todos los aficionados para que este año no se lleven a cabo las tradicionales celebraciones en este punto ni en "ningún lugar de Madrid".

"No hay que olvidar que el virus sigue entre nosotros y una celebración multitudinaria de este tipo podría provocar de nuevos contagios en la población", ha reclamado en declaraciones a los medios. Franco ha solicitado a los aficionados que celebren este "éxito futbolístico" desde "sus casas", en los "balcones y ventanas". Sin embargo, para los que acudan a Cibeles se les va a exigir "todas las medidas de seguridad" como el uso obligatorio de mascarilla".

Se va a establecer un perímetro que puede alcanzar desde Colón hasta la Puerta de Alcalá, e incluso hasta la plaza de Neptuno, y el control será "muy escrupuloso". "Va a ser un cordón lo suficientemente amplio como para que no se agolpe gente en las vallas desde fuera esperando que puedan ver la plaza de Cibeles. En tercer lugar el aforo va a ser muy limitado. No vamos a correr absolutamente ningún riesgo", ha añadido.

El Madrid no irá

Desde la institución ya avisan que los futbolistas no acudirán a ninguno de los tradicionales lugares de celebración de los títulos, poniendo especial incidencia en que no se irá a La Cibeles: "Todos debemos contribuir, como hasta ahora, con absoluta responsabilidad a evitar riesgos de contagio de la pandemia".

En un comunicado en el que destacan cinco puntos, se pone de relieve que "cualquier posible triunfo de nuestro equipo no debe suponer un enorme paso atrás en la lucha de todos contra esta pandemia". Después de lo visto en Cádiz antes y después de que el equipo consiguiese el ascenso a Primera División, así como en Oporto, cualquier medida preventiva es poca.

[Más información: Benzema y el trono de La Liga: el pichichi como broche del Real Madrid]