Vinicius Júnior y Gareth Bale formaron parte del once titular del Real Madrid ante el Mallorca. El conjunto blanco consiguió la victoria en un encuentro en el que, además, el extremo brasileño fue el encargado de abrir la lata con un bonito gol en el que se demostró que está afinando su puntería, su gran talón de Aquiles desde que llegó al Santiago Bernabéu hace ya dos años.

Noticias relacionadas

En este reinicio liguero lo que ha quedado más que demostrado es que Zinedine Zidane es un hombre de palabra y es que salvo los lesionados y Areola, como segundo portero, el resto de futbolistas han tenido minutos a lo largo de los cuatro encuentros que ya se han disputado -los cuatro se han saldado con victoria, algo que ha llevado al equipo merengue a colocarse como líder de La Liga-.

"Tenemos que estar todos juntos. Cambiamos dibujos, jugadores... pero lo importante es que seguimos trabajando bien. Luego hay unos que juegan más y otros menos, pero eso es algo que ha pasado siempre, no lo voy a cambiar yo", dijo Zidane tras el encuentro frente ante al Mallorca. Un discurso que no es la primera vez que da, ya que es habitual que se le pregunte por nombres propios que están gozando de menos protagonismo.

Gareth Bale recibe órdenes de Zinedine Zidane antes de saltar al campo ante el Eibar en el Alfredo Di Stefano REUTERS

No todos los jugadores blancos están aprovechando las oportunidades que está dando el entrenador francés. La cara aquí la ponen en especial dos jóvenes futbolistas que no lo han tenido nada fácil en el último año y medio. Por un lado se encuentra el reciente goleador Vinicius, quien no ha perdido ni el toque ni la sonrisa durante los tres meses de parón y que está muy fino e igual de eléctrico, algo que lo está notando el equipo y que, sobre todo, ayuda a conseguir los resultados.

Asensio, la mejor noticia

Marco Asensio personifica la gran noticia en el reinicio liguero. Debutó esta temporada con gol a los pocos segundos de ingresar en el terreno de juego y está demostrando que debe tener un sitio en el Real Madrid 2020/2021. El '20' blanco se lesionó el pasado verano de gravedad. Luego de pasar por quirófano y una larga recuperación, se vio ante un nuevo escenario con el parón por la crisis del coronavirus.

Marco Asensio celebra su gol al Valencia REUTERS

El internacional español llegó al Santiago Bernabéu a cambio de tan solo 3,5 millones de euros. Era una de las grandes promesas de nuestro fútbol y mucho se le ha achacado no acabar de explotar. Él se preparó a conciencia para hacerlo este curso, pero la lesión truncó sus planes. Una vez superado uno de los momentos más difíciles de su vida deportiva, llega el turno para que brille como la estrella que es.

Y no solo ellos están mostrando que quieren aprovechar cada oportunidad que les brindes. Por ejemplo, Mariano, quien no entra en los planes de futuro del técnico y del club, se muestra con mucha ambición y hambre de gol cada vez que pisa el verde. No hay que olvidar que suyo fue el segundo gol de los merengues en El Clásico disputado en la capital.

James y Bale, en su línea

No hay cara sin cruz. En esta parte menos bonita se colocan James Rodríguez y Gareth BaleLo que parece que puede ser un monólogo es una realidad. James fue titular ante la Real Sociedad y no se vio a aquel jugador que enamoró a todos en el 2014. Esa bajada o tal vez pérdida de alegría en su juego se traduce en una inminente salida de Concha Espina.

James Rodríguez y Zidane EFE

En ese mismo camino está 'El Expreso de Cardiff', quien a diferencia del colombiano sí que pretende continuar en la casa blanca, aunque su rendimiento está muy por debajo de la calidad que atesora. Nadie olvida sus goles, sobre todo en finales, pero su día a día es muy diferente. Muchos se preguntan qué pasa con él. Con un físico privilegiado, una velocidad por encima de la media y con un buen disparo, la incógnita es por qué no es tan decisivo como lo pudo ser en su día Cristiano Ronaldo. Un misterio de Cuarto Milenio.

[Más información: Bale, desconexión total; la confianza de Zidane, al límite]