Lucas Vázquez ya mira al regreso del fútbol. El jugador del Real Madrid afronta el tramo final del confinamiento y la vuelta de los entrenamientos individuales en estos días. El gallego ha compartido cómo está viviendo estos días en una entrevista en el diario The Guardian y también ha hablado sobre su futuro para los próximos años, aunque aún tiene contrato con la entidad de Chamartín

Noticias relacionadas

"Mi sueño es retirarme en Madrid, pero en el fútbol no lo sabes. Cuando era pequeño, siempre veía la Premier League con mi hermano. Fue, y sigue siendo, una liga muy atractiva. Es un buen fútbol para jugar, uno que podría adaptarse bien a mis características y personalidad", explicó el jugador nacido en Curtis y criado en la cantera del Real Madrid.

La realidad es que el regreso del fútbol está en su punto más cercano en el último mes. Lucas apuesta por el deporte como un punto de partida para la vuelta a la normalidad. "Si podemos jugar, con las medidas de seguridad adecuadas, a todos nos encantaría completar la temporada. Sería bueno para las personas, para la sociedad. La gente durante dos horas no pensaría en el virus. El fútbol trae felicidad", destacó el extremo.

Lucas Vázquez, en un partido del Real Madrid EFE

El Real Madrid no regresaría esta temporada al Santiago Bernabéu, ya que para acelerar las obras disputarían sus encuentros en el Alfredo Di Stefano, una cuestión que no le preocupa a Lucas. "Bueno, el terreno de juego es del mismo tamaño, así que no necesitamos volvernos locos. Jugué a puerta cerrada y fue extraño. Ser capaz de comunicarse, escuchar todo, es extraño", comentó Vázquez.

El penalti de Milán

También habló sobre el momento que probablemente haya marcado más su carrera, cuando lanzó el penalti en la final de la Champions League ante el Atlético de Madrid. "A decir verdad, no estaba cagado, porque realmente no sabía lo que estaba en juego. La gente me pregunta por qué quería tirar el penalti. Estaba convencido de que marcaría y pensé: ¿Por qué no? En el camino desde el centro solo pensaba: mételo, mételo, mételo", desveló sobre esa imagen haciendo malabares con el balón.

[Más información: Marcelo, Bale y la incógnita del mercado: entre el Real Madrid y la última aventura]