El Real Madrid comenzará con overbooking la próxima temporada. Los regresos de las cesiones y los 25 jugadores que hay ahora mismo en la plantilla y la subida de César Gelabert la próxima temporada suman la cifra redonda de 40 futbolistas en el vestuario de Zinedine Zidane.

Noticias relacionadas

Se está hablando mucho de las posibles llegadas. Salen los nombres de Eduardo Camavinga, Erling Haaland, Paul Pogba, Fabián Ruiz y, como siempre, el de Kylian Mbappé en la prensa, pero la dirección deportiva está más preocupada por las salidas que las entradas en este momento.

Por esta razón se quiere dar salida a 15 jugadores, como mínimo, antes de acometer cualquier fichaje. Desde las oficinas del Santiago Bernabéu ven inviable lanzarse a por los nombres que tienen en la agenda sin haber hecho alguna venta y alguna cesión.

Erling Haaland y Eduardo Camavinga

Este año el Real Madrid asume las dificultades que va a provocar la crisis del coronavirus a la hora de conseguir grandes cantidades por estos jugadores que van a poner en la lista de transferibles. El club blanco cree que tendrán que ser flexibles con algunos negocios, pero no ven viable tener tantos nombres en el vestuario antes de ponerse a pensar en los fichajes.

El caso Odegaard

Hay un gran nombre que ya pertenece al Real Madrid pero que no tiene asegurado estar en la plantilla del próximo año. Martin Odegaard se marchó al comienzo de esta temporada cedido a la Real Sociedad con el objetivo de seguir con su crecimiento. Pero este ha sido tal que el conjunto blanco quiere que regrese ya.

En un principio, su cesión estaba acordada para dos temporadas con la fórmula de uno más uno. La Real va a hacer todo lo posible para que se quede un año más después de convertirse en la estrella del equipo. Los blancos siguen esperando a que Odegaard admita públicamente que quiere volver para empezar a negociar con el equipo donostiarra.

En esta operación podrían entrar algunos de los jugadores que están destinados a seguir creciendo en Primera División. Podría ser una de las vías de cara a la próxima temporada para Óscar Rodríguez o Takefusa Kubo. Ambos van a salir cedidos un año más y la dirección deportiva les buscará sitio, si no es en la Real, en el resto de clubes de La Liga.

Martin Odegaard, durante un partido con la Real Sociedad Instagram (odegaard.98)

Lo mismo sucede con César Gelabert. Es la gran perla de la cantera blanca y estarían de acuerdo a la hora de ceder al jugador si un club de la máxima categoría se interesa por él. Si así fuera el caso, ampliaría su contrato con el Real Madrid para tener una cláusula de rescisión que ahuyente a los interesados por Europa.

La vieja guardia

Si de algo depende también el regreso de Martin Odegaard es del futuro de Luka Modric. El croata se debate entre seguir un año más o aceptar algunas propuestas que tiene en el extranjero. El centrocampista que ganó el Balón de Oro de 2018 ha cambiado su parecer una vez la pandemia del Covid-19 ha traído consigo un nuevo panorama en el fútbol mundial.

Modric tiene una tentadora oferta desde los Estados Unidos. David Beckham le ha ofrecido liderar su nuevo Inter de Miami, lo que supondría un paso a un lado para competir en una liga con un nivel inferior y una experiencia nueva en la MLS, un mercado al alza. El Real Madrid ha dejado en su mano la decisión final ya que considera que se ha ganado ese derecho.

Marcelo y Luka Modric, en el Santiago Bernabéu Reuters

Otro que también tiene derecho para decidir si dar un paso al lado o no es Marcelo. El lateral brasileño también valora una posible salida al final de esta temporada. El jugador de 31 años siente que lo ha hecho todo en el Real Madrid y hay grandes clubes de Europa que le ofrecerían un nuevo reto antes de dar sus últimos pasos de su carrera. El coronavirus también puede hacer que se quede finalmente en la plantilla como el segundo capitán del equipo que es.

Este movimiento podría aplazar el regreso de Sergio Reguilón. El lateral salió camino del Sánchez Pizjuán para seguir demostrando que el nivel que dejó la temporada pasada en el primer equipo no era un espejismo. El canterano convenció durante la primera parte de la campaña, pero luego dejó una sensación no tan convincente antes del parón por el coronavirus. A día de hoy la opción que más se barrunta es una nueva cesión, aunque hay equipos como el PSG interesados en él.

El plan de la portería

Por el equipo parisino está cedido Alphonse Areola. El Real Madrid sigue fortificando sus relaciones con la entidad francesa en busca de mantener la mejor relación a la hora de negociar por Kylian Mbappé. Pero, ante la gran cantidad de jugadores de Mino Raiola en el mercado y que interesan al club blanco, como Paul Pogba y Erling Haaland, también se quiere mejorar la relación con el afamado agente italiano.

Existe una vía para que Areola firme definitivamente por el Real Madrid. La cláusula de 10 millones de euros no es una cantidad inasumible para un guardameta que mantenga el nivel de la portería blanca y no sea un problema en el vestuario. El francés es del gusto de Zidane, pero tiene ofertas en Inglaterra para ser primer portero. En el caso de que no siga, cambiaría el futuro de Andriy Lunin.

Lunin, durante un partido con el Real Madrid. Instagram (@lunin_oficial)

El plan con el ucraniano es que siga acumulando experiencia. Pero el hecho de que haya jugado tan poco en sus dos primeras cesiones ha puesto en duda el sistema que se está optando para su crecimiento. Ahora en Oviedo sí estaba teniendo oportunidades y demostrando lo buen portero que es. Si Areola sigue, saldrá de nuevo a algún club que le asegure minutos, si se va, será el segundo portero del Real Madrid.

Inglaterra, destino favorito

Para que lleguen esos dos hombres de Raiola, tiene que haber salidas en zonas clave. Gareth Bale es el hombre que más ha tenido la puerta abierta desde que la pretemporada pasada Zidane admitiera que si se iba al día siguiente, mejor. El galés sigue siendo el foco de la polémica en el Real Madrid y un verano más sonará para muchos clubes, pero Inglaterra siempre será su fetiche.

El extremo podría volver a las islas y ha aparecido un nuevo protagonista en esta historia: el Newcastle. El equipo va a cambiar de dueño con la entrada de dinero árabe y le consideran la piedra angular de su nuevo proyecto. El equipo podría asumir esa gran masa salarial que le acompaña y que impide que se facilite su salida. Aún quedan pasos, pero el conjunto inglés empieza a tener contactos para valorar su fichaje.

Bale e Isco celebran ante el Celta EFE

Ya son seis las temporadas que lleva Isco Alarcón en el Real Madrid, pero nunca ha terminado de ser un fijo para los entrenadores. Sus altibajos a veces le pasan factura y crean dudas sobre si se le debe dejar el peso del equipo. La única vía para salir del club blanco pasa por acompañar a Gareth camino de Inglaterra, pero no a la misma ciudad. El Manchester City y Guardiola siguen pendientes del malagueño. Si finalmente se apuesta por Pogba, el cambio de guardia sería claro y podría ser una invitación para que Isco cambiara de aires definitivamente.

Con el que sí se ha agotado la paciencia es James Rodríguez. El colombiano tuvo la ocasión esta temporada para volver a impresionar a la grada del Santiago Bernabéu. El tiempo que ha tenido se ha ido perdiendo entre lesiones, algunas polémicas y poco protagonismo sobre el campo. Inglaterra también aparece como una vía de escape con el Everton de Carlo Ancelotti siendo la opción más posible para emprender una nueva aventura.

Los delanteros

Inglaterra también ha puesto sus ojos sobre Luka Jovic. El serbio no se ha terminado de adaptar al Real Madrid y el club podría buscarle una salida en el caso de que Haaland termine llegando al Santiago Bernabéu. Se habla de una cesión para que vuelva a recuperar el olfato goleador o una venta para recuperar la inversión, pero el delantero podría tener una tercera vía que pasaría por Nápoles siendo incluido en la operación Fabián Ruiz.

Mariano Díaz es otro caso Gareth Bale. Desde su regreso solo se ha valorado su salida, pero su empeño en triunfar en el Real Madrid le han llevado a rechazar ofertas y seguir en el club. Tras su momento estelar en el último Clásico, el canterano blanco parecía reconducir su situación. Pero, en realidad, nada ha cambiado. Si llega una buena oferta que permita liberar la carga de su contrato, la dirección deportiva facilitará su salida.

Luka Jovic se lamenta durante un partido

El hispano-dominicano parecía encaminado a reunirse con Julen Lopetegui en el Sevilla, mientras otro canterano parece asentarse en el Levante. Borja Mayoral parece que fichará al final de la temporada por el club granota tras finalizar su cesión. El delantero se ha asentado en el Ciutat de Valencia y parecen dispuestos a hacer una oferta en firme para quedarse definitivamente al atacante.

El clan de los jóvenes españoles

Cedido en Inglaterra está Dani Ceballos. El utrerano arrancó de forma extraordinaria su primera temporada en la Premier League. El Arsenal estaba muy contento con su aportación pero una lesión truncó su progresión. El centrocampista parece cómodo en Londres y en Madrid siguen teniendo dudas con lo que puede aportar en el futuro.

No han perdido del todo la esperanza con él, pero Zidane tampoco parece muy conforme con su aportación. Fue el principal valedor para que saliera a pesar de la corta lista de medio centros en su plantilla. Una nueva cesión podría ser la mejor solución a este entuerto ya sea en el Arsenal o en el Betis, donde están muy interesados por recuperar a su canterano y donde Ceballos estaría encantado de jugar de nuevo.

Dani Ceballos, con la camiseta del Arsenal Instagram (danifuli10)

Ese fue el camino que tomó Jesús Vallejo. El central, sin oportunidades en el Wolverhampton, regresó a España para iniciar una nueva aventura en el Granada. El central estaba cogiendo galones poco a poco hasta la llegada del coronavirus. La dirección deportiva tampoco quiere tirar la toalla con él y que por fin le llegue una oportunidad importante en otra cesión.

A mitad de la temporada Zidane también decidió ceder a Álvaro Odriozola. El joven lateral no estaba cuajando una gran temporada y al club llegó el interés del Bayern de Múnich. Con el objetivo de que siguiera creciendo y obtuviera minutos, el vasco puso rumbo a Baviera.

Pero tampoco ha cumplido con las expectativas allí y los alemanes no tienen intenciones de prolongar su cesión o hacer una oferta firme. El regreso de Achraf Hakimi complica las cosas para el lateral de 24 años y la vía más sencilla también pasa por una nueva cesión, a no ser que llegase una oferta que permitiera recuperar la inversión que se hizo hace dos temporadas.

Si antes explicábamos que Mariano no había querido ser traspasado, Brahim Díaz tampoco quiso una cesión para obtener minutos y demostrar su calidad. El enganche malagueño ha tenido momentos brillantes en la Copa del Rey, pero sigue necesitando regularidad. Zidane está enamorado de él, pero no puede darle más tiempo sobre el campo y tratará de convencerle para que salga cedido a un Primera División.

Cuidar la cantera

Las cesiones también serán las vías preferidas para otros canteranos en el club. Reinier Jesús llegaba este invierno para ir asentándose en España. El plan con el brasileño es que el próximo año de un nuevo paso en su carrera y salga cedido a un club del primer nivel para que vaya cogiendo experiencia ante jugadores profesionales. Han sabido a poco sus primeros minutos con el Castilla y la dirección deportiva está deseando verle con regularidad.

Reinier celebra un gol con sus compañeros del Castilla

El que quiere dar un nuevo paso en su trayectoria es Luca Zidane. El hijo mediano de la saga Zidane ha hecho todo lo posible para lucirse en el Racing de Santander y son muchos los clubes que quieren contar con sus servicios la próxima temporada. Una nueva cesión en un club con más responsabilidad será la vía elegida para que siga su progresión.

Alberto Soro firmaba este pasado verano por el Real Madrid y seguiría en Zaragoza una temporada más. El club blanco cree que en él hay un proyecto importante de jugador y el plan es que tenga su primera experiencia en la Primera División. Si puede seguir siendo con el club maño, seguirá allí. Si no saldría para demostrar que la Segunda se le queda corta.

Opciones similares se desean con Javi Sánchez y Jorge De Frutos. Son los dos mirlos de Valdebebas que más recientemente han dado un nuevo paso en su carrera. Los dos viajaron a Valladolid con poca suerte, ya que el primero se lesionó y el segundo no contaba para Sergio González. Ahora disfrutaba en el Rayo Vallecano de una gran oportunidad en la que empezaba a brillar. El central empezaba a obtener minutos, pero el coronavirus paró su progresión. La opción es que los dos se sigan formando lejos del club, pero con tiempo sobre el campo.

[Más información - 20 curiosidades de Areola: el actor secundario de lujo de PSG, Real Madrid y Francia]