El fútbol tampoco escapa a la crisis económica provocada por el coronavirus y las consecuencias que tendrá una vez se supere esta trágica situación. Las pérdidas por este parón obligatorio se cuantificarán cuando la alerta sanitaria pase y se conozca con exactitud en qué condiciones podrán reanudarse las competiciones si es que esto sucede.

Noticias relacionadas

Aun así, ya existen ciertas certezas de lo que ocurrirá en el próximo mercado. Se puede decir con rotundidad que la época de los fichajes de más de 100 millones de euros ha llegado a su fin. Al menos en el futuro más reciente. El fútbol sufría una gran inflación desde que el 'clausulazo' del PSG por Neymar provocara una cadena de traspasos multimillonarios como los de Coutinho y Dembélé al Barcelona.

El precio de los jugadores se multiplicó y el poderío económico de los clubes estado como el Manchester City o el PSG  hizo que la UEFA instaurara el Fair Play Financiero. Sin embargo, esta medida no logró rebajar el montante final de los fichajes habiéndose pagado más de 75 millones por más de 17 jugadores desde el verano de 2017.

Ahora, el escenario del próximo verano cambia radicalmente. No habrá ventas de más de 100 millones y los salarios de los futbolistas también se verán afectados. Mientras que clubes como FC Barcelona o Atlético están en una posición financiera comprometida y ya han anunciado sendos ERTEs, el Real Madrid goza de una gran estabilidad económica debido a la gestión realizada por Florentino Pérez en los últimos años.

El máximo mandatario blanco rechazó hace tan solo unos meses pagar más de 150 'kilos' por Pogba, a pesar de ser una petición expresa de Zidane. Tampoco condicionó la situación de la entidad por Neymar y finalmente no presentó una oferta por el brasileño pese a que el PSG le había puesto en el mercado.

El Real Madrid lleva varios años apostando por los jóvenes talentos. Odegaard, Fede Valverde, Asensio, Vinicius, Rodrygo, Kubo o Reinier son solo algunas de las perlas que han llegado en los últimos tiempos a 'precio de ganga' en un mercado con una gran inflación. 

Vinicius se señala el escudo del Real Madrid tras marcar un gol al FC Barcelona REUTERS

Esta política no ha trastocado los planes y objetivos deportivos y es que ahí están las cuatro Champions ganadas desde 2014. Además, este mismo curso el Real Madrid se ha llevado el único título que ya tiene campeón: la Supercopa de España.

Una tranquilidad financiera y deportiva que hace que el Real Madrid mire la situación con más sosiego que otros. En un momento de contener el gasto, el club blanco tiene gran parte de los deberes hechos para el próximo verano en cuanto a fichajes se refiere.

Achraf y Odegaard: vuelta a casa

Los regresos de Achraf y Odegaard son dos prioridades ahora mismo en el seno de la entidad merengue para seguir renovando la plantilla. Ambos serán dos 'fichajazos' a coste cero tras salirse y brillar en el Borussia Dortmund y la Real Sociedad

En el caso del lateral su vuelta se produce tras dos temporadas de éxitos en la Bundesliga, donde se ha erigido en una de las grandes estrellas. Eso sí, Achraf desea contar con minutos y no quiero que su carrera se estanque ahora. El internacional marroquí apuntalaría ambas bandas en defensa, ya que puede jugar por izquierda y derecha e incluso en una posición más adelantada.

Achraf, en un partido del Borussia Dortmund Reuters

Su polivalencia le hace además ganar la lucha a un Odriozola que tampoco ha tenido oportunidades en el Bayern tras salir cedido en el pasado mercado de invierno. Además, el futuro de Marcelo está en el aire una vez que Mendy parece haberle relegado finalmente al banquillo. 

La situación de Odegaard es distinta, ya que aún le resta un año más de préstamo en la Real Sociedad. Sin embargo, la buena relación con la entidad txuri-urdin hace que sea posible llegar a un acuerdo para el regreso del noruego después de que se haya convertido en uno de los mejores jugadores de La Liga.

Al igual que Achraf, Odegaard quiere contar con la seguridad de que va a tener minutos y eso está aún a expensas de lo que pase con Modric. El croata podría terminar en la MLS de EEUU con David Beckham como jefe y esto allanaría, a ojos del noruego, su camino hacia la titularidad en el Real Madrid. 

Los lesionados Asensio y Hazard

El Real Madrid cuenta por tanto con sus dos primeros 'fichajes' para una temporada 2020/2021 que tendrá un calendario comprimido y muy saturado. Pero no serán los únicos y es que en el club blanco se mira con optimismo los regresos de Asensio y Hazard tras sus respectivas lesiones.

Marco Asensio, este miércoles en Valdebebas

El balear ya está para jugar y su vuelta será un hecho una vez se reanude La Liga y la Champions. Después de lesionarse en la pretemporada, el Real Madrid mira con esperanza la próxima temporada del español.

Al igual que lo hace con Hazard después de un primer año aciago. El belga, que había dicho adiós prácticamente a la campaña antes del parón, tendrá en el próximo curso su gran oportunidad para liderar al Real Madrid. El '7' y Asensio son vistos, tanto por Zidane como por la directiva, como dos de los grandes 'fichajes' y que terminarán con parte del problema de cara al gol que ha tenido el equipo blanco esta temporada.

Haaland y Camavinga, en la agenda

Pero el Real Madrid, sin grandes dispendios, también gastará dinero en el mercado de fichajes. Eso sí, el sueño de Mbappé tendrá que esperar y las miradas para la delantera se centran en Haaland. El joven noruego del Dortmund puede construir una dupla vikinga de escándalo junto a su compatriota Odegaard.

Para el centro del campo está el nombre de Camavinga. Un futbolista que serviría para dosificar a Casemiro y aportaría más músculo y despliegue en la medular. Será una opción real e importante siempre y cuando el Rennes baje, y mucho, su precio, ya que antes de la crisis por el coronavirus estaba alrededor de los 100 millones de euros.

[Más información: Camavinga, un fichaje para completar el Real Madrid del futuro]