El partido del Camp Nou finalmente trascendió más por lo deportivo que por lo extradeportivo. Pero dentro de esa trascendencia, el protagonismo se lo llevó el VAR tras el empate a cero en El Clásico. Ni Real Madrid ni Barça consiguió marcar, pero si los blancos no lo hicieron fue, en gran parte, culpa de la no intervención arbitral.

Noticias relacionadas

Con esa polémica latente se plantó este sábado Zinedine Zidane en rueda de prensa y supo capear las preguntas sobre el estamento arbitral y sobre el presumible perjuicio que sufrió el equipo en Barcelona con esos dos penaltis sobre Raphael Varane que ni Hernández Hernández ni De Burgos Bengoetxea desde el VAR señalaron.

Fue la segunda pregunta la que, con colmillo afilado, buscó la queja en la boca de Zidane. El francés, elegantemente, admitió que "el pasado, pasado está". "El VAR es importante. Es un plus para el fútbol y hay que verlo de esa manera. ¿Que puede mejorar? Lo sabemos y va a mejorar", expuso el técnico blanco.

Después le preguntaron si creía en esta tecnología y en su forma de aplicación en España. Zidane no dudó ni un segundo en responder con un contundente "sí". "Yo también tengo mucho margen de mejora como entrenador. Vivimos para mejorar las cosas. Siempre podemos mejorar las cosas. Te puedo decir como jugador. Dejé el fútbol y hasta el último día estuve mejorando cosas. Si uno piensa así, puede ser la hostia", explicaba el galo aventurando un gran futuro para el VAR.

Zidane quiere pasar página con lo sucedido en Barcelona. El francés se fue contento del campo por el rendimiento de sus jugadores, que es lo más importante para él. Evidentemente, con la victoria sería el triple de feliz. Pero no quiere dar más trascendencia a lo que pudo o no pudo ser en ese encuentro. Lo que tiene en su mano es sumar una nueva gran actuación en el Santiago Bernabéu frente al Athletic Club para seguir en lo más alto de la tabla de La Liga.

[Más información: Zidane: "¿Pogba? Fede Valverde es patrimonio de este club"]