El Real Madrid sigue dándole vueltas a su centro del campo. Las carencias más en cantidad que en calidad que dejó el mercado estival siguen siendo un quebradero de cabeza para la directiva y para el cuerpo técnico, a pesar, sobre todo, de la aparición de un estelar Fede Valverde

Noticias relacionadas

La opción de Christian Eriksen apareció en verano como más que probable. Era un jugador que terminaba contrato, que parecía que no iba a renovar y que el Tottenham le buscaría una salida para sacar dinero por él. Finalmente no se completó ningún trapaso por el danés en el mercado de traspasos que se cerró en agosto.

Ahora el Tottenham tiene que afrontar ese problema ante la negativa de Eriksen a renovar, según adelanta Daily Mail. El equipo londinense ofreció 200.000 libras por semana al escandinavo, pero el centrocampista tiene claro que quiere afrontar un nuevo reto en Italia o España. Y ahí aparece de nuevo el Real Madrid como la opción más atractiva para el exjugador del Ajax.

De hecho, la entidad que ahora entrena José Mourinho ya le habría puesto precio de salida en el mercado de enero en un intento desesperado de obtener beneficios. El Tottenham pedirá 47 millones de euros por Eriksen a partir de enero. Esto supone una seria rebaja a la cantidad que se filtró que había llegado a ofrecer el Manchester United en verano: 80 millones de libras.

Ese sería el precio que tendría que asumir el Real Madrid si se quiere adelantar al interés de clubes italianos y, sobre todo, al que desde verano también tiene el Atlético de Madrid. Pero la directiva del Madrid tiene muchas duda sobre la necesidad de este fichaje tras el advenimiento de Fede Valverde, el rendimiento de los cedidos Martin Odegaard y Dani Ceballos y porque Zinedine Zidane tiene predilección por Paul Pogba. Pero sobre todo por la opción de Fabián Ruiz, una opción bastante barata y joven.

[Más información: Fabián Ruiz, el tapado del Madrid: gusta, es joven y más barato que Pogba]