Modric ha hablado minutos antes de recibir el The Best, premio que confirma al mejor jugador del año de la FIFA, elegido por, entre otro, los propios futbolistas y entrenadores de todo el mundo. El centrocampista croata ya ganó anteriormente el Balón de Oro del Mundial de Rusia y también el premio a Mejor Jugador del Año de la UEFA.

Noticias relacionadas

"Ha sido un año espectacular. Inolvidable. La mejor temporada de mi vida. Todavía no me lo creo. Fue un año espectacular con mi equipo individual y colectivo. No lo olvidaré nunca", ha comenzado diciendo Luka Modric. "Estoy contento de estar aquí junto a estos grandes jugadores. Gane quien gane será merecido. Ojalá sea yo, pero si no, no pasa nada", ha asegurado después.

Uno de los grandes ausentes de la gala es Cristiano Ronaldo. El delantero de la Juventus vuelve a fallar, al igual que lo hizo en la pasada gala de la UEFA -en la que el premio al Jugador del Año también fue a parar a las manos de Luka Modric-. La diferencia es que mientras en aquella ocasión ambos hablaron, esta vez no ha sido así: "No he hablado con Cristiano".

El '10' rompe con la hegemonía Cristiano - Messi

A lo largo de la última década todos los premios individuales había recaído bien en las manos de Cristiano Ronaldo bien en las de Messi. Pero algo ha cambiado. Modric ha roto con todos los pronósticos y su gran trayectoria en el Real Madrid, consolidada con la tercera 'Orejona' ganada consecutiva, la cuarta en los últimos cinco años, además de su soberbio Mundial han acabado por provocar que el fútbol tal y como lo conocíamos, dé un giro. La hegemonía de luso y argentino ha acabado.

El día de Modric: el final de la hegemonía Cristiano - Messi

Después de llevarse todos estos premios individuales, el plato fuerte llegará el próximo mes de diciembre, momento en el que se dará a conocer el nombre del Balón de Oro 2018. La guinda al paste del '10' del Real Madrid. Un jugador que se ha hecho a sí mismo y que ha luchado desde niño para llegar a lo más alto. Ahora cumple su sueño convertido en el mejor futbolista del mundo.