Royal Festiva Hall de Londres. Lunes 24 de septiembre. El mundo del fútbol se viste de gala para celebrar el evento anual de la FIFA. Desde el año 2005 lleva teniendo lugar esta velada en la que los mejores futbolistas del mundo dejan de lado sus trajes de corto para ponerse sus mejores atuendos.

Noticias relacionadas

Uno de los grandes atractivos era conocer qué once jugadores formarían parte del once ideal del año. El secreto ya ha sido desvelado. El equipo de ensueño de la FIFA, elegido por los jugadores, lo forman: De Gea; Dani Alves, Varane, Ramos, Marcelo; Kanté, Modric, Hazard; Mbappé, Messi y Cristiano Ronaldo.

Este once queda teñido de blanco gracias a la formación de hasta X jugadores del Real Madrid en él. Además, también se encuentra un Cristiano Ronaldo que destaca en este equipo por la gran temporada que firmó con el actual campeón de Europa durante la 2017/2018, antes de poner rumbo a la Juventus el pasado mes de julio.

Varane, Sergio Ramos, Marcelo y Modric son los cuatro madridistas que han sido incluidos en este particular once. Los The Best premian la soberbia actuación de los merengues en este 2018, en el que volvieron a ganar la Champions League por tercera campaña consecutiva. Algo nunca visto desde que se implantó el nuevo formato en la máxima competición continental de clubes.

Dinastía real

El cambio de dinámica en estos premios es evidente. Si hace unos años la hegemonía del Barcelona era prácticamente total, ahora es el Real Madrid el que ha dejado instaurada su dinastía. Si en la gala de la UEFA, celebrada el jueves 30 de agosto en el Foro Grimaldi de Mónaco, ya se pudo ver a los madridistas como grandes vencedores, en Londres se ha vuelto a repetir el guion de los acontecimientos, dejando al trece veces campeón de Europa y a Modric como los auténticos reyes del fútbol mundial.

Un detalle llamativo en la foto de este particular once ideal es que no había ningún futbolista del Barça, ya que Leo Messi, al igual que Cristiano, no ha acudido a la gala celebrada en Londres. La dinámica ha cambiado y las estrellas del futuro como Mbappé ya se comienzan a hacer un hueco importante en la élite.