El inicio del PSG en esta edición de la Champions League no ha sido nada bueno. El conjunto parisino visitaba al Liverpool en uno de los partidos de la jornada, y acabaron derrotados por 3-2 por un gol de Firmino en los instantes finales de partido. Las críticas al cuadro parisino han sido importantes, sin embargo, hay un jugador sobre el que se han centrado más palos, y no es otro que Neymar.

Noticias relacionadas

El delantero brasileño no tuvo una gran actuación en Anfield Road. De hecho, el ex del Barcelona pasó desapercibido, algo que ha servido a la prensa gala para volver a la carga contra Neymar, y concretamente para Le Parisien. El diario francés es duro con el ariete definiendo su actuación de "corriente de aire". Además, afirma que desapareció del partido hasta "el destello" de la asistencia a Mbappé. Sin embargo, lo más duro para el carioca es que aseguran que "un año después de su llegada a París, el jugador más caro del planeta todavía no ha tenido peso en un gran partido de Champions".

Pero su crítica no se queda ahí. Aseguran que la actuación de Neymar ante el Liverpool fue "una decepción más" y destacan que "Neymar simbolizó el sentimiento de impotencia que durante tanto tiempo ha acompañado al equipo de la capital", para cerrar diciendo que "en un estado de falta de inspiración y de velocidad, Neymar no era más que la sombra de sí mismo".

Neymar, en un partido con el PSG. REUTERS

Dugarry, carga también contra Neymar

Si Le Parisien no dudo en cargar duramente contra Neymar, un exfutbolista como Dugarry tampoco se cortó en su valoración del partido. El excentral comenzó calificando la actuación del brasileño en RMC Sport como "inadmisible", pero no se quedó ahí, prosiguió a la carga señalando que "irrita a los ojos. En este partido se ha burlado del mundo".

Estas son las últimas críticas de Neymar en Francia, pero no las últimas. Su llegada fue bienvenida por todo el mundo del fútbol en el país galo, sin embargo, con el paso del tiempo la situación ha ido tornándose bien diferente. Sus malas actuaciones en la Champions, unido a sus supuestos piscinazos y marcharse a Brasil para recuperarse de la lesión que le tuvo alejado de los terrenos de juego los meses finales de la temporada han hecho que la imagen de Neymar en francia no sea tan buena como debería ser en el fichaje más caro de la historia.