El Real Madrid ha comenzado a preparar el partido ante la Roma de este miércoles, tras el día de descanso que disfrutaron este domingo. Tras el traspiés del pasado sábado en San Mamés, los chicos de Julen Lopetegui ya piensan en comenzar con buen pie la Champions League, competición que les ha dado tantas alegrías en los últimos años.

Noticias relacionadas

La buena noticia para el técnico vasco es que puede contar con todos sus futbolistas, ya que ninguno de sus jugadores tiene molestias físicas. La plantilla al completo se ha ejercitado a las órdenes de su entrenador, junto a los canteranos Seoane Dani Martínez, que han completado el grupo este lunes.

El equipo merengue ha comenzado la sesión en el gimnasio para, posteriormente, saltar al césped de la Ciudad Real Madrid. Una vez en el verde, el conjunto blanco ha trabajado la posesión en rondos y los centros y remates a portería. Además, han terminado el entrenamiento con el habitual partido en reducidas dimensiones.

Bale y Sergio Ramos durante el entrenamiento

El objetivo de la cuarta Champions consecutiva

El Real Madrid comienza este miércoles una nueva andadura en la Champions League con el reto de conseguir el cuarto título consecutivo. La Roma será el primer rival de un camino que esperan terminar en el Wanda Metropolitano el próximo 1 de junio. El inicio no será sencillo, ante uno de los semifinalistas de la pasada edición de la máxima competición europea.

La Roma no llega en su mejor momento. El conjunto giallorosso solo suma una victoria en cuatro jornadas disputadas hasta la fecha en la Serie A. Los de Di Francesco buscan un golpe de efecto ganando en el Santiago Bernabéu, lo que supondría un golpe de moral importante para su equipo.

La Roma es un equipo herido, por ello el Real Madrid deberá tener mucho cuidado para no sufrir ningún susto y volver a la senda de la victoria tras el empate de este sábado frente al Athletic de Bilbao. Una victoria frente al cuadro italiano haría que los de Lopetegui comenzarán con buen el camino que les llevaría a seguir haciendo historia.