El Real Madrid vivió como su racha de victorias en La Liga se veía interrumpida este sábado en San Mamés. El próximo rival en la competición doméstica es el Espanyol, al que se enfrentarán el sábado 22 de septiembre. El conjunto blanco tiene antes del encuentro el compromiso en Champions League contra la Roma, sin embargo, el cuadro perico ya se prepara para el duelo en el Santiago Bernabéu.

Noticias relacionadas

La prueba de ello es Marc Roca, que ha comentado su visión del partido. El canterano vive un buen momento y espera que el duelo frente al Madrid continúe en esa buena línea. "Saldremos a tope, como cada partido. Nos hemos de centrar en nosotros", asegura el centrocampista. Además, afirma que están están "con confianza, plenitud, haciendo las cosas bien y hay que ir con fe y ganas de victoria", por ello asegura que "al final no hay que centrarse en el Madrid".

Marc Roca tiene claro cuál es el objetivo para el Santiago Bernabéu: "ojalá poder ganar". Afirma que su "mentalidad es hacer un buen partido, trabajar esta semana para ver dónde les podemos hacer daño". Por ello confirma que irán "con fe y ambición muy fuerte".

Las mejores imágenes del Espanyol - Levante Quique García Agencia EFE

El Madrid, centrado en la Roma

Mientras que el Espanyol puede pensar en su partido contra el Real Madrid, en la entidad de Chamartín, de momento, están centrados en el duelo de Champions ante la Roma. Los de Lopetegui quieren comenzar con buen su andadura en la máxima competición europea y, de momento, no piensan más allá.

Después del duelo contra los giallorossi, el cuadro merengue podrá pensar en el Espanyol y en volver a la senda de la victoria en La Liga, en busca de intentar recuperar el liderato de la competición, del que ahora les separan dos puntos. No será fácil ya que el conjunto catalán está cuarto en la tabla clasificatoria tras un buen inicio de campaña en la que solo ha perdido un partido hasta este momento.