El Real Madrid había ganado las últimas 13 finales internacionales que había disputado hasta la fecha. La racha la ha roto el Atlético en la final de la Supercopa de Europa, con un triunfo en la prórroga por 2-4. Es la primera vez que los rojiblancos le ganan una final europea al equipo merengue, tras caer dos veces en la final de la Champions en 2014 y 2016 en Lisboa y Milán, respectivamente.

Noticias relacionadas

El conjunto merengue no perdía una final internacional desde el 28 de noviembre del año 2000. Entonces cayeron por 2-1 ante Boca Juniors en la final de la Copa Intercontinental, en un gran partido de Riquelme. Desde aquel choque, el Real Madrid se impuso consecutivamente en finales al Bayer Leverkusen, Feyenoord, Olimpia en el 2002. 

La siguiente victoria en Europa fue en el 2014 frente al Atlético en Champions, que acabó con la victoria frente al Sevilla en la Supercopa y frente al cuadro argentino de San Lorenzo en el Mundial de Clubes. Solo dos años después el conjunto blanco volvió a derrotar al conjunto de Simeone, para volver a derrotar al Sevilla y al Kashima Antlers

El Real Madrid levanta la Champions League

La racha siguió creciendo con un nuevo triplete intercontinental. En 2017 la Juventus no pudo con el rey de Europa. El Manchester United y Gremio cayeron frente a un Real Madrid muy superior. La última victoria llegó en Kiev, donde superaron al Liverpool con una cierta facilidad y con un Gareth Bale estelar. Los rojiblancos han cortado una racha histórica.

El Mundial de Clubes, próxima parada

En diciembre, el equipo merengue tiene la ocasión de volver a ganar una final intercontinental y empezar una nueva racha de victorias en finales. El objetivo no ha cambiado para el Real Madrid, volver a reinar en Europa un año más. Las dos oportunidades llegarán con la temporada rodada, con especial importancia en la final del Wanda Metropolitano, sede de la Champions League esta temporada.