El Real Madrid presentó el pasado lunes a una de sus jóvenes caras nuevas para la temporada que está próxima a su inicio. Andriy Lunin, guardameta ucraniano de tan solo 19 años, pisó por primera vez en su vida el césped del Santiago Bernabéu ataviado con la equipación que el conjunto merengue vestirá el próximo curso.

Noticias relacionadas

Tras concluir el acto de presentación, el futbolista fue entrevista por RealMadrid TV, donde se mostró especialmente feliz e ilusionado por recalar en el que considera "el club más grande del mundo". El cancerbero ucraniano aseguró que "siempre ha sido mi sueño" vestir la camiseta del Real Madrid.

Lunin considera que el fichaje es "un sueño hecho realidad" y, además, se siente feliz y orgulloso por ello. Sin embargo, demostrando una madurez impropia para alguien de su edad, ha declarado que también recae sobre él "una gran responsabilidad".

Ofertas de otros equipos

El flamante portero del Real Madrid reconoce que había muchos clubes interesados en él, pero siempre tuvo clara cuál sería su elección final. El conjunto blanco, a ojos de Lunin, "es el club que mayores logros ha conseguido" e insiste en que, por este motivo, "ha sido siempre mi sueño".

Un portero seguro

No le gusta describir su estilo de juego bajo el arco, eso es algo que deja "a los entrenadores y especialistas". No obstante, ha asegurado que lo que intentará siempre "es mejorar y hacer este club más grande" de lo que es en la actualidad. Unas palabras ambiciosas y un deseo que ha perseguido desde que era un niño.

 Por otro lado, preguntado sobre su seguridad en la portería, Lunin no puede "asegurar de forma exacta" de donde le viene, aunque sí afirma que "me gusta este deporte" y lo disfruta mucho, por lo que considera que estos requisitos son indispensables para cualquier futbolista que quiera ser el mejor. Sin embargo, no siempre jugó de portero, pues al principio ocupaba la demarcación de delantero y, como "no me gustaba mucho correr", al final se decantó por la portería.