La distancia y el elevado coste que supone viajar a Kiev han provocado una serie de renuncios a la hora de viajar a Ucrania. Algunos afortunados que, en un principio, fueron elegidos por sorteo para poder presenciar en directo la final entre Real Madrid y Liverpool han decidido finalmente que acudirán al Santiago Bernabéu para vibrar con el equipo a través de las pantallas gigantes que instalará el club o lo harán desde sus casas.

Noticias relacionadas

Ver al doce veces campeón de Europa en un escenario como el del próximo 26 de mayo es algo incomparable, sin embargo, las complicaciones que implica un viaje a la capital ucraniana -unas cinco horas de vuelo por un precio bastante alto- han pesado más en la balanza y han terminado por decantarla a favor de una opción más relajada.

Estadio Olímpico de Kiev, sede de la final de la Champions 2018

EL MADRID QUIERE VER LLENO EL OLÍMPICO DE KIEV

Dado que el Madrid cuenta con 17.000 entradas para repartir y no quiere que ningún asiento esté vacío en el Olímpico de Kiev, inmediatamente ha reaccionado y ha comunicado a sus socios que se volverán a poner en venta las entradas para aquellos solicitantes que se quedaron a las puertas en el primer sorteo.

NUEVAS ENTRADAS A LA VENTA

Los aficionados cuya petición se encuentre entre la 6.506 y la 8.581 o la 1 y la 1.562, están de enhorabuena. Podrán hacerse con su pase para seguir en directo las evoluciones de Cristiano Ronaldo, ​Sergio Ramos, Marcelo y compañía, y, en caso de celebración tendrán el gusto de disfrutar en el lugar de los hechos de una ceremonia que, a buen seguro, le pondrá los pelos de punta a todo el madridismo.