Tras la victoria liguera ante el Málaga en la Costa del Sol, el Real Madrid ha conseguido una cifra bastante llamativa. El conjunto de Zidane ha alcanzado 34 puntos en La Liga lejos de casa, lo que les sitúa de este modo como el mejor equipo visitante de lo que va de campeonato. 

Noticias relacionadas

Si bien es cierto que se trata de la inexpugnabilidad del Santiago Bernabéu como uno de los puntos fuertes del Real Madrid para afrontar los partidos y las eliminatorias cada temporada, este año la torna parece haber virado levemente. La eficacia de los merengues en casa ya no es tal, tras cosechar en Liga sendos tropiezos como ante Levante, Atlético, Betis, Barcelona, Villarreal o Valencia. Sin duda el motivo principal por el cual el Real Madrid no está en plenas condiciones por levantar su trigésimo cuarto campeonato liguero.

EN CHAMPIONS TAMBIÉN SE SUFRE

Además, esta racha también se ha visto extrapolada a la máxima competición continental, donde los chicos de Zidane han tropezado ante el Totteham durante la fase de grupos y ante la Juventus, en el partido del famoso penalti, bache que no le evitó pasar a las semifinales de la Champions League.

No obstante en la Copa del Rey esta norma impuesta durante el presente curso de la fragilidad del templo madridista, ha parecido cobrarse una mayor factura. Las no victorias ante el Fuenlabrada y el Numancia terminaron de minar una moral a un equipo que a las primeras de cambio se marchó eliminado ante un correoso Leganés en cuartos de final.