El interés del Real Madrid en Neymar, Lewandowski y Salah han provocado que Benzema y Bale estén bajo la lupa. El club blanco da por amortizada la BBC y sigue con la intención de renovar la delantera la próxima temporada. Solo Cristiano tiene un puesto fijo, aunque tampoco la continuidad del portugués está asegurada ya que su deseo es abandonar la capital de España en caso de que no consiga un aumento de ficha que le sitúe al menos cerca de los 40 millones de euros que cobra Messi en el Barcelona

Noticias relacionadas

BENZEMA NO SE PLANTEA SALIR DEL MADRID

El principal señalado en el tridente madridista es Karim Benzema. El francés solo ha logrado ocho goles en lo que va de temporada y, aunque salió ovacionado por el público del Santiago Bernabéu en el último encuentro ante el Girona, su divorcio con una gran parte de la afición es evidente. Encima Robert Lewandowski se ha puesto en el mercado y quiere fichar por el club blanco. Los contactos entre la entidad merengue y el polaco ya se han producido, pero a pesar de ello la idea de Benzema es la de continuar en el Real Madrid. El '9' cuenta con la confianza de Zidane y ninguna circunstancia le hará cambiar de opinión. Incluso si se diera la hipotética salida del entrenador a final de temporada, el delantero galo no tiene intención de cambiar de equipo el próximo curso. 

BALE Y SU DESEO DE REGRESAR A LA PREMIER

Muy diferente es la situación de Gareth Bale. Tal y como adelantó El Bernabéu, el galés quiere regresar a la Premier después de que haya sido relegado a un papel secundario en los últimos meses. Zidane tampoco cuenta con el de Cardiff, pero el Real Madrid nunca traspasara al extremo por debajo de los 100 millones de euros. De aquí al final de la campaña el '11' debe revalorizarse para buscar un nuevo destino, tal y como ha hecho en el encuentro ante China logrando un hat-trick y convirtiéndose en el máximo goleador histórico de su selección. Las intenciones de Bale siguen intactas y parece tener claro que su futuro está lejos de España.