El Real Madrid Femenino ha caído derrotado en El Clásico de la Liga Iberdrola frente al FC Barcelona por 4-1. Este abultado resultado ha dejado muy tocadas a las jugadoras del equipo blanco, que habían llegado a la ciudad condal con la esperanza de poder sacar un resultado positivo aunque un conjunto que lidera la tabla con pleno de victorias y sin haber mostrado ni una sola debilidad en todo el campeonato. 

Noticias relacionadas

A pesar de la evidente dificultad que tenía el duelo para las chicas de David Aznar, una derrota nunca es un plato de buen gusto para nadie y menos recibiendo cuatro goles, a pesar de que por momentos, sobre todo en la primera mitad, el partido estuvo igualado, sobre todo hasta el 3-0 que anotó Oshoala en el minuto 37. 

Con este resultado, el Real Madrid Femenino cierra los enfrentamientos contra el eterno rival en su primera temporada oficial como equipo y la realidad es que el balance no ha sido bueno, especialmente en resultados. El Barça ha salido ganador de los dos encuentros con dos goleadas, a pesar de que por momentos, ambos duelos han estado bastante igualados. 

Alexia Putellas celebra uno de los goles del FC Barcelona Femenino frente al Real Madrid Femenino

Al igual que sucedió en el encuentro de ida con un gol legal anulado a Asllani que hubiera supuesto el empate a uno, el partido de este domingo también ha tenido alguna acción polémica. La más llamativa ha sido la expulsión de Mapi León por doble amarilla y tras cometer un penalti sobre Jakobsson que fue transformado por Olga

La jugadora del FC Barcelona consideraba que su acción no había sido merecedora de penalti ni de tarjeta amarilla y así lo mostró a través de sus redes sociales donde, más que quejarse de un posible acierto en favor del equipo blanco, criticó el bajo nivel de los arbitrajes que se pueden ver en la Primera Iberdrola. 

Sin embargo, el partido tuvo otra acción polémica, la expulsión de Misa Rodríguez, portera del Real Madrid Femenino, en el minuto 72. Ya con 4-0 en el electrónico, la guardameta madridista, una de las mejores jugadoras del equipo en lo que va de temporada, cometió un error de reflejos al tocar el balón con la mano fuera del área en una salida. La colegiada Elia María Martínez no lo dudó y expulsó a la portera merengue. 

El perdón de Misa

Misa quedó muy tocada por esta acción y por dejar a sus compañeras con una jugadora menos en un día tan importante y duro para el Real Madrid, por lo que ha querido mandar un mensaje para pedir perdón a todos por su acción y explicar cómo ha visto ella lo sucedido. Sin duda un gesto que honra y mucho a la joven cancerbera del Real Madrid.

 

"Hoy ha sido un día complicado, sobre todo para mí, y quería pedir perdón por dejar al equipo con una menos. Muchas veces leo o escuchos mensajes sobre lo atrevida que soy jugando. Mi posición a veces lo requiere. Me gusta serlo y asumo esa responsabilidad. Pero lo último que quería era dejar a mi equipo con 10. Los reflejos me han jugado una mala pasada. He sacado la mano inconscientemente. Ha sido algo innato". Así se explicaba a través de sus redes sociales Misa. 

"Estoy segura de que esta situación me va a servir para madurar y ser más fuerte. Y sobre todo, me va a servir para aprender y mejorar. Quiero agradecer a todos los mensajes de apoyo. Sentirme arropada en los momentos difíciles es un privilegio. Os lo agradezco de corazón. Para finalizar, dar las gracias a mis compañeras. Por todo. Por el enorme esfuerzo, por su apoyo y en especial por el paso que hemos dado como equipo. Estoy muy orgullosa del compromiso que hemos demostrado por este escudo. No tengo ninguna duda: nos levantaremos y seguiremos luchando. Hala Madrid".

[Más información: El motivo de la protesta en El Clásico entre Real Madrid Femenino y Barça]