HBO ha estrenado este lunes 28 de diciembre el primero de los cuatro capítulos de Un sueño Real. El documental narra la historia del CD Tacón, un club de fútbol de barrio que acaba convirtiéndose en el Real Madrid Femenino. Todo nace del sueño de Ana Rosellque se lo presenta a Florentino Pérez en una servilleta a modo de guiño del fichaje de Zinedine Zidane.

Noticias relacionadas

Un sueño Real está producido por el Estudio Exile Content y la empresa española Newtral, propiedad de Ana Pastor. EL BERNABÉU ha hablado con la periodista, directora y productora, tras el estreno del primer capítulo. Ella explica cómo se ha conseguido retratar el cúmulo de sentimientos de un grupo de mujeres que consiguen alcanzar su sueño.

Además, en la serie se abordan con naturalidad "y valentía" temas que van desde la discriminación hasta la diversidad sexual, pasando por el machismo o la maternidad. La mezcla de feminismo y fútbol del documental le ha conllevado a Ana Pastor volver a ser víctima del acoso en redes, pero manda un mensaje claro: "En el siglo XXI, los hombres poderosos no tienen que venir a rescatar princesas en apuros".

Imagino que no hubo otra servilleta pero, ¿cómo surge hacer el documental?

No hubo servilleta, sí una victoria impresionante y, sobre todo, el discurso de la capitana de Estados Unidos tras ganar el Mundial. Estábamos planteando proyectos con Exile, nuestros socios en Estados Unidos, y nos dijeron que para ellos era sorprendente como en un país tan futbolero como España la repercusión había sido diferente.

Existía un equipo que se llamaba Tacón que acababa de ascender y estaba intentando pasar a formar parte de las categorías del Real Madrid. Ese verano, hace dos años, empezamos a explorar la posibilidad con el Tacón, que todavía no era el Real Madrid. A Ana y a Manuel les pareció muy chula la idea. No supimos hasta la Asamblea que todo ese proceso con el que había soñado iba a terminar así, pero empezamos a grabar muy desde el principio.

Entonces, al principio no había certeza de que esto acabara como 'un documental del Real Madrid Femenino'...

Es verdad que Ana soñaba con ello y hace ese guiño con la servilleta 'a lo Zidane', pero no sabíamos si iba a ocurrir o no. Al final, el Real Madrid llega de los últimos y creo que el documental explica muy bien cómo ha habido otras personas que han inspirado esto que después el Real Madrid se ha creído: Vero Boquete, Jennifer Hermoso... Hay un montón de jugadoras en otros equipos que han abierto caminos y que para las jugadoras del Tacón, entonces, y el Real Madrid, ahora, son también una inspiración, igual que para nosotros como empresa.

Vero tuvo también conversaciones con Exile antes de empezar este proyecto y ha aparecido aquí también. Se ha sumado gente como Carmelo Anthony, de la NBA, que hace un razonamiento muy interesante como productor ejecutivo. Dice: 'Esto existe y es una realidad. Los hombres deportistas debemos decir que esto está pasando y está existiendo'. No hay mejor manera de empezar y apostar por una producción así y que, además, HBO se lo haya creído también.

'Un sueño real', el documental del Real Madrid Femenino

¿Qué objetivos se marca la producción al empezar la serie?

Al principio era ver cómo ellas se adaptaban a Primera, que es un proceso muy doloroso empezando con una derrota contra un equipo como el Barça. Pero luego, el sueño de Ana de conseguir entrar en el Real Madrid se va viendo posible. Es ese cambio, el de un equipo de barrio que juega en Las Cárcavas. Ellas mismas cuentan que no podían estar mucho tiempo entrenando porque llegaban los chicos y las quitaban. O, por ejemplo, me ha gustado cómo cuentan las jugadoras que tenían muy pocos balones para entrenar.

Y de repente llegas a la Ciudad Deportiva del Real Madrid. Es todo facilidades, los mismos campos de entrenamiento que para ellos, el staff técnico mejora... Dicen que los niños de las categorías inferiores al principio las miraban como: 'Uy, hay mujeres aquí jugando'. Y eso, que acaba siendo muy natural y es una conversación global en la sociedad, se plasma muy bien en el documental.

Se necesitaba al Real Madrid en la ecuación del deporte femenino, ¿no?

Sí y, además, es bueno que lo diga Vero, porque yo al fin y al cabo soy un aficionada. Alguien como Vero tiene autoridad como para decir que es muy importante que un equipo grande como el Real Madrid se sume porque eso va a ser bueno para todas. La apuesta que habían hecho equipos como Barcelona, Atlético o Athletic ya existía, pero el hecho de que se sume un 'player' tan importante a nivel mundial como el Real Madrid es muy bueno para todas. 

Es mejor ponerlo en boca de Vero porque evita las suspicacias de quien pueda pensar: 'Claro, el Real Madrid...'. Sí, es bueno, lo dice ella y lo defienden muchas más jugadoras.

Se tratan temas 'espinosos' o 'tabús' como el machismo, la maternidad... Sobre todo, ¿había que plasmarlo con naturalidad?

Para mí, la clave de ellas es la valentía. Pero, por otro lado también está esa naturalidad que apuntas. De una manera orgánica y normal te cuentan que van a los partidos estudiando cuando es un viaje largo, cosa que no vemos en otros deportes de chicos. Vemos como Babett (Peter) cuenta todo el proceso de tener un bebé con su pareja, que es otra mujer, y esto no lo vemos tampoco en el deporte masculino. Imagino que en el deporte masculino también hay homosexuales. Quiero pensar. En tantos equipos y en tantos lugares seguro que hay alguna persona que lo es.

Ellas lo cuentan de una manera muy natural, pero no por ello significa que no tenga un coste. Para ellas también lo tiene. Algunas de ellas han sufrido en el colegio y saben lo que es, pero llega un momento de sus vidas en el que lo cuentan de manera muy natural. Quiénes tienen pareja, quiénes no, hablan de la regla, de la maternidad... Eso va a ayudar mucho a quitar ese de tabú de no se pueden decir ciertas cosas. Ellas nos han enseñado que sí. Se pueden y se deben decir. Es muy bueno para nuestros hijos verlo de esta forma tan natural.

El primer capítulo, en sus primeros minutos, ya trata la historia de Sara Ezquerro, que sufrió un brutal acoso por celebrar un título del Madrid siendo del Atleti cuando era muy joven.

R: El camino de Sara no ha sido fácil. De una manera muy naíf publica aquella foto en el Bernabéu, todavía era portera del Atleti y, entonces, hay una parte de la afición que no le gusta y se asalvaja contra ella.

Estos días en redes vemos, por un lado, la gente que ha visto el primer capítulo y opina, que hay algo que le puede gustar y algo que no, y luego vemos toda la parte más tóxica y de odio que genera el hecho de hablar de feminismo y fútbol, que saca lo peor de algunos. Sara lo cuenta muy bien y yo creo que cuando mucha gente se enfrente al acoso en redes, que es una cosa muy habitual y a mí me esta pasando otra vez por hablar del documental, sabrá que hay otras mujeres que han pasado por ahí.

Al margen de ese odio, ser casi pioneros en un documental así sobre deporte femenino habrá generado también reacciones positivas.

Pongo varios ejemplos. Desde María, que es la niña que arranca el documental y es una historia real. Le dijo a su madre: 'Mami, ¿por qué no hay cromos de chicas?' Y es su madre la que crea los álbumes. Hemos recibido muchos comentarios positivos por arrancar la serie con una niña anónima. Y luego, claro, por las jugadoras.

En el siglo XXI, los hombres poderosos no tienen que venir a rescatar princesas en apuros

Luego tenemos esa 'otra' parte. Me gusta poner como ejemplo el 'panfleto' de Podemos que habla de las teorías de la conspiración de si Florentino ha venido a rescatarme a mí, que no sé qué... Mira, no. En el siglo XXI, los hombres poderosos no tienen que venir a rescatar princesas en apuros. Yo no soy una princesa en apuros, soy una empresaria. Gracias a la inspiración de Exile decidimos meternos en esto. Gracias a que HBO haya apostado por ello hay gente como Carmelo Anthony, que no creo que sea un hombre que necesite nada más que creer en esta historia. Y creo que es muy bueno que veamos que entrar en el siglo XXI también es sufrir esas 'cornadas' o ese tipo de insultos que yo estoy recibiendo y que, por supuesto, y mucho más importante, pueden llegar a recibir las jugadoras. Pero hay que hacerlo.

Quién esté amargado y se crea que esto es contra alguien, pues que se lo haga ver por qué. Citando a Ibai Llanos, 'toxicidad fuera'. Y ya está. Poneros el documental. Lo que os gusta nos lo decís. Lo que no os gusta también decídnoslo, porque nos ayuda a aprender. Y, sobre todo, dad valor al camino que ellas están haciendo.

El documental mezcla también la parte deportiva con la empresarial, la del equipo de barrio que llega al Real Madrid de la mano de Ana Rosell. ¿Era importante hacer esa narración?

Y cómo han aguantado... Ella tenía desde hace mucho tiempo ese pensamiento y pensaba que podía hacerlo posible. Había épocas que, seguramente, dudó porque al principio el Madrid les dijo 'sí, pero no ahora'. Fíjate si hubiera ocurrido también con la pandemia. No sabríamos qué habría pasado porque los clubes también están pasando por esa situación económica. Ella lo ha conseguido, es una decisión empresarial. De hecho, ella dice: 'Ahora no, pero voy a conseguir que os acabéis enamorando del Tacón. Vamos a subirlo a Primera y vamos a reforzarlo dentro de nuestras posibilidades'. Luego ya llegó el Real Madrid a sus vidas y trajo más fichajes de fuera.

Es el mundo al revés: tres jugadores del Madrid al otro lado de la valla y asomándose a ver jugar a las chicas

Para acabar, ¿cree que Un sueño Real servirá para tirar otra barrera más en el deporte femenino, la de los documentales?

Ojalá. A mí me gusta mucho el deporte y me lo he visto todo. Me he visto el de Mourinho, el de Guardiola y, por supuesto, el que más me ha gustado a años luz, el de Iker (Casillas). Pero hay muy poquitos del deporte de ellas. Creo recordar el de Carolina (Marín), pero no hay nada más.

Pero están ocurriendo cosas bonitas. HBO dice 'me lo creo y lo pongo'. Hace poco vimos una imagen maravillosa cuando jugaba el Real Madrid Femenino. Varios jugadores del Madrid estaban en Valdebebas y habían acabado su entrenamiento y hay una foto muy buena de tres muy importantes de ellos viendo el partido. Sé que Marcelo o Casemiro más de una vez se han acercado a verlo cuando no había pandemia y había público. Es el mundo al revés y está cambiando. Tres jugadores del Madrid al otro lado de la valla y asomándose a ver jugar a las chicas.

Todavía hay muchos pasos que dar, pero ese tipo de apoyos, el de los jugadores, es muy importante y, por supuesto, el de los medios y las plataformas. Yo estoy feliz. Nunca hubiera soñado que HBO tuviera un producto de Newtral y cierro 2020 con esta buena noticia.

[Más información - Así es el tráiler del documental sobre el Real Madrid Femenino: "El vestuario más complicado"]