El Real Madrid remontó un partido que tenía perdido ante el Anadolu Efes. Cinco minutos perfectos comandados por Sergio Llull sirvieron para borrar la diferencia de más de diez puntos que llegaron a tener los turcos. Habrá cuarto partido. [Narración y estadísticas: Real Madrid 80-76 Anadolu Efes]

Laso tiró de táctica nada más comenzar. Hacía falta, pues la baja de Tavares por problemas físicos complicaba la hazaña a niveles estratosféricos. Defensa, defensa y más defensa. Se notó esa implicación y los merengues se pusieron con un 5-0 gracias a su labor atrás. Pocos puntos para cuatro minutos de juego. Sanli, y tras mucho trabajo ante los errores en el triple de sus compañeros, sería quien rompiera la sequía para el 5-2. Y una vez abierto el camino, para adelante.

El Efes le dio la vuelta al encuentro, cambió la dinámica y empezó a carburar. Carroll fallaba desde el perímetro y Micic se desataba entre fallos en ataque de un Garuba superado. 5-6 en un minuto y 8-6 tras un triple de Llull. Era un espejismo, el Efes ya se sentía superior y con el 15-15 cerró el primer cuarto.

El rodillo no bajó el rtimo y el Madrid acabó sufriendo. Tanto que se cargó de faltas a los pocos minutos del segundo cuarto. Beaubois y Micic impulsaban a los suyos hasta el 17-23 mientras el Madrid, maniatado, volvía a sufrir lo mismo que en Turquía. Hasta Sanli se enchufaba con un triplazo que valía el 24-30. Micic remató y se marchó a vestuarios con un 28-38 que dejaba tocado a los merengues.

El paso de vestuarios, además, no mejoraría las cosas. El tercer partido cada vez se parecía más al segundo, igual que el segundo cogió tintes del primero. El Efes era muy superior. Excesivamente. Las sensaciones no podían ser peores. Movimiento de balón, acierto en triples, hasta dominio del rebote. Micic, firmando una salida perfecta, establecía el 30-45. El adiós parecía imposible de anular.

El Real Madrid, eso sí, nunca se dio por vencido. Si se mejoraba el porcentaje en el perímetro se podía dar la cara. Carroll y Llull lo intentaron, especialmente cuando Micic baja su ratio de anotación. Con esas, Beaubois anotó para marcharse a los diez finales con un 38-48 muy bajo, y con Anadolu dominador.

La locura de Llull

El partido estaba perdido. Las esperanzas, desaparecidas. El Real Madrid había dicho adiós a una temporada más que complicada en Euroliga. Pero Sergio Llull, en su mejor partido en mucho tiempo, se negó. Quedaban algo menos de seis minutos y el equipo de Pablo Laso perdiá por 13 puntos. El Anadolu Efes ya había optado por rotar su quintento. Estaba hecho, no había que arriesgar. Pero 'boom'. O mejor dicho, 'mandarina'.

El base del Real Madrid se echó el equipo a la espalda con cinco puntos casi consecutivos. El cuadro merengue alcanzaba la barrera mental del +10. Abalde la baja a +9 en el perímetro y Garuba la bajaba hasta el +7. Llull quería más. No había afición, pero la presión se sentía. El de Mahón clavó el triple. Como Thompkins. Como Rudy. Los de Laso ya estaban por delante con eun 78-76. Tiempo muerto de Ataman en busca de una reacción. Pero no podían, habían sucumbido. El huracán Llull lo había arrasado todo. Garuba cerró con el 80-76. Y el Madrid ya espera el cuarto partido para forzar el quinto.

Real Madrid 80-76 Anadolu Efes

Real Madrid: Alocén, Carrol (7), Abalde (11), Tyus (10) y Garuba (10) -quinteto titular- Causeur (9), Rudy Fernández (3), Llull (20), Laprovittola, Taylor (2), Thompkins (8) y Vukcevic.

Anadolu Efes: Larkin (6), Sanli (7), Moerman, Micic (29) y Simon (3) -quinteto titular- Beaubois (18), Anderson, Dunston (9), Singleton (4) y Pleiss.

Parciales15-15 | 13-23 | 20-20 | 32-18

Árbitros: Luigi Lamonica (ITA), Fernando Rocha (POR) y Anne Panther (ALE). Sin eliminados.

Incidencias: Tercer partido del playoff por el título disputado a puerta cerrada en el Palacio de Deportes (WiZik Center) de Madrid.