Pablo Laso no podrá estar presente en el banquillo del Real Madrid durante el encuentro ante el Olympiacos. La Euroliga ha sancionado al técnico merengue por sus protestas en el último partido ante Anadolu Efes, en el que el entrenador vitoriano fue también expulsado en el tramo final. Por lo tanto, el Real Madrid estará liderado por Chus Mateo en la primera de las dos finales del equipo en lo que queda de Euroliga.

Noticias relacionadas

"El entrenador del Real Madrid ha sido sancionado con una descalificación temporal de un partido por las acciones que representan una falta de respeto hacia el equipo arbitral en el partido como local ante Anadolu Efes bajo el artículo 27.2.b) del Cógido Disciplinario de la Euroliga", ha confirmado la competición por medio de un comunicado oficial. "Como consecuencia, el entrenador del Real Madrid no podrá estar presente en el siguiente encuentro contra Olympiacos". El Real Madrid puede acudir a apelación para que se rectifique la sanción.

La opción de una sanción, aunque suele ser menos habitual en lo que respecta a entrenadores, ya se barajaba tras la expulsión de Pablo Laso ante el equipo turco. El entrenador del Real Madrid protestó por el arbitraje, recibió dos técnicas y tuvo que abandonar el parqué en el tramo final del partido de Euroliga.

"Estoy cansado de todo esto, llevamos todo el año así", protestó un Pablo Laso muy enfadado por el arbitraje. "No te preocupes que ya me voy", espetó el técnico del Real Madrid, que dejaba al equipo merengue con todavía minutos por disputar y con un resultado cada vez más complicado. El Madrid acabó perdiendo ante Anadolu Efes y dejó escapar una oportunidad de oro para sus aspiraciones de clasificación en los playoffs de la Euroliga.

Las dos finales de Madrid

Pablo Laso, si no se modifica la sanción de la Euroliga, se perderá un encuentro determinante para el Real Madrid. El equipo merengue sigue dependiendo de sí mismo para clasificarse para los playoffs de la Euroliga. Pese a la derrota ante Anadolu Efes, el pinchazo del Zenit y el duelo directo que tienen ganado los merengues a los rusos, permiten a los de Pablo Laso seguir con esa baza. Sin embargo, los rivales no son nada sencillos: Olympiacos y Fenerbahçe.

El cuadro heleno, partido que se debería perder Pablo Laso si sigue adelante la sanción, no se juega nada. No tienen opciones de meterse en playoffs y tienen acabada su temporada europea. Pese a ello, su larga trayectoria en Europa y su histórica rivalidad con el Real Madrid son alicientes de sobra para dar por contado que la igualdad será máxima.

Tras ese encuentro y después de la jornada de Liga Endesa, el Real Madrid tendrá el partido más importante de la temporada. El Fenerbahçe, que también tiene mucho en juego, recibirá al equipo blanco en su propio pabellón. Los turcos vienen protagonizando una gran remontada en la clasificación de Euroliga y tienen muy cerca llegar a los playoffs. Si el Real Madrid solo gana uno de los partidos, dependerá de la carambola de terceros como Valencia, Baskonia, Bayern o Zenit.

[Más información - Pablo Laso acerca su renovación con el Real Madrid: "No creo que haya ningún problema"]