El Real Madrid no tiene ya ni un pequeño margen de error si quiere seguir adelante en la Euroliga. Todo ello después de una nueva derrota en la máxima competición continental, esta vez contra el Anadolu Efes en el WiZink Center por 83-105. 25 puntos de diferencia y un Pablo Laso que no acabó en la pista el partido.

Noticias relacionadas

¿Por qué? Pues porque antes del final del tercer cuarto, el entrenador vasco fue expulsado por los árbitros. A falta de 1.2 segundos para el final, Laso recibió su segunda técnica después de que el cuerpo arbitral señalase una falta sobre Larkin, la cual llegaba justo después de otra técnica pitada contra los blancos.

Esto fue la gota que colmó el vaso y el vitoriano estalló. Airadas protestas y gritos como "no te preocupes que ya me voy" o "estoy cansado de todo esto, llevamos todo el año así", fueron algunas de las cosas que dijo Pablo Laso antes de marcharse a vestuarios con todavía un cuarto por delante por disputarse.

"¡Treinta partidos así! ¡No te preocupes que me voy! ¡No te preocupes! ¡Me voy! Estoy cansado ya. ¡Todo el año igual!", gritó el entrenador del Real Madrid de Baloncesto antes de abandonar la cancha. Se fue 'dando guerra', sin ocultar su enfado por lo sucedido y defendiendo a su equipo hasta el final.

Dos 'finales'

El Real Madrid se queda, tras 32 partidos disputados, con un balance de 18 victorias y 14 derrotas. Quedan dos jornadas antes de que lleguen los playoffs y los blancos tiene por delante un partido ante Olympiacos, el próximo viernes, y el duelo frente al Fenerbahce del próximo jueves 8 de abril.

[Más información: El Real Madrid se estrella ante Anadolu Efes y se queda sin margen de error en la Euroliga]