Triunfo del Real Madrid ante Baxi Manresa en un partido que se complicó más de lo previsto. El conjunto merengue, que había disputado doble jornada de Euroliga esta semana, notó seriamente la falta de fuerza física en el tramo final. Tavares y Alocén fueron los mejores en el bando merengue. [Narración y estadísticas: Manresa 76-77 Real Madrid]

El cuadro de Laso marcó los primeros compases del juego. Bien en el trabajo en la pintura, con Tavares y Tyus sorprendiendo de titulares, el Madrid se marchaba al 2-10 de salida. Las defensas eran excesivas para el ataque cartalán, donde además Matt Janning no encontraba el esperado acierto desde el perímetro. Y reflejo de esa falta de ideas ofensivas eran las cuatro pérdidas en menos de cinco minutos que cosecharon los de Pedro Martínez.

Los puntos, eso sí, brillaban por su ausencia. El duelo estaba trabado -lo que beneficiaba a Manresa- y el Real Madrid no encontraba el ritmo esperado. La telaraña catalana frenaba en seco a los merengues y un golpe de Ferrari al final del cuarto permitió apretar con el 13-17.

Manresa estaba entrando poco a poco en el partido. Y no tardó en notarse. Báez apretaba con un triple y, pese a que Garuba dejaba el mando a favor del Real Madrid, el parcial local era imparable: 10-2 y 23-19 que Laso se veía obligado a parar en un tiempo muerto. Los puntos llegaban a cuenta gotas y el Madrid daba algo de minutos a Vukcevic para alargar la rotación interior. La aportación ofensiva de Sajus y el acierto de Tavares en la personal igualaban a 29 el duelo. Solo Abalde, con un triplazo sobre la bocina, permitió al Real Madrid marcharse por delante al descanso.

Los de Laso estaban dominando a medio gas y controlando el esfuerzo físico. Faltaba esa lucidez que en cualquier otra ocasión les habría permitido matar el partido con un parcial irrefutable. El descanso daba oxígeno y el Madrid conseguía aprovechar esa recarga para marcharse al 35-45 gracias a Vukcevic. Sin embargo, el guiom se repetía y Manresa bloqueaba el paso hacia la victoria. Eatherton, Mason y Ferrari mantenían las opciones con el 48-54.

Un final de infarto sin fuerzas

El Real Madrid llegó muy cansado al final. Y se notaba, porque las jugadas defensivas que asfixiaban al Manresa en el inicio del partido se volvieron en contra de un Real Madrid que sufría. Quedaban siete minutos para que el reloj se parara y cuadro merengue dominaba con una diferencia de diez puntos (52-62). El encuentro parecía resuelto y dirigido al triunfo visitante.

Sin embargo, comenzó la carrera a fondo del Manresa para llevarse la victoria. Subió el nivel defensivo y el acierto en ataque les permitió soñar. Eatherton clavaba su triple y desde la personal ponía a los suyos a solo tres. Vaulet se sumaba a la racha en el perímetro y el bonus del Real Madrid facilitaba sumar desde la línea de personal. Con el Madrid bloqueado y dependiendo de las individualidades de Deck (64-68), Manresa se lo creyó.  

Mason y Dani García, desde el perímetro, empataban a 73 con un minuto por delante. La cosa cambiaba por completo. El partido, ahora sí, estaba en el aire. Pedro Martínez quería tener la última, Manresa hizo falta sobre Laprovittola y el cuadro local se la jugaba con el balón en posesión. Buscaron el triple para ganar y el Madrid recuperó. Garuba fue a la personal, mató con el 73-77 y García, sobre la bocina, la clavó desde mitad del campo para maquillar.

Manresa 76-77 Real Madrid

Baxi Manresa: Mason (10), Janning (4), Vaulet (3), Seth Hinrichs (8), Eatherton (17) -cinco inicial- Ferrari (12), Dani García (9) , Rafa Martínez (2), Eulis Báez (5), Sajus (4) y Sima (2).

Real Madrid: Alocén (8), Carroll (5), Deck (17), Tyus (6), Tavares (10) -cinco inicial- Laprovittola (7), Abalde (-), Jeff Taylor (1), Thompkins (-) Vukcevic (5), Garuba (9) y Causeur (9).

Parciales: 13-17 | 19-18 | 16-19 | 28-23 

Árbitros: Juan Carlos García, Javier Torres y Carlos Merino. Sin eliminados

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 28 de la Liga Endesa disputado en el pabellón Nou Congost a puerta cerrada.