El Real Madrid volvió a ganar después de una mala racha tras la Copa del Rey. El equipo de Pablo Laso salió bien plantado y pasó por minutos de perfección. Sin embargo, vio como Zalgiris apretaba en el tramo final del encuentro para cambiar la dinámica de juego. El acierto de Deck y la punzada de Abalde sirvieron para sumar otro triunfo en Euroliga. [Narración y estadísticas: Real Madrid 70-58 Zalgiris]

La salida lituana sorprendió a los de Laso. Un 2-6 con un partido muy rápido y sin parones obligaba al Real Madrid a no retrasar demasiado su reacción en el parqué. Llegó por medio de Laprovittola y Tavares, que le dieron la vuelta al luminoso para tomar ventaja y situarse con el 7-6. Ambos se erigieron máximos representantes de la fuente de puntos merengue, pues llevaron en sus respectivos escenarios la Real Madrid hacia el dominio total.

Antes de llegar al ecuador del primer cuarto, sin apenas faltas ni parones, el conjunto madridista ya castigaba con 16-6 tras un triple del base argentino. Enchufados desde el perímetro, Garuba y Causeur alargaron el buen momento del conjunto local y cerraron el cuarto, con Deck y Jankunas acertando en los últimos segundos, con un 21-13.

Esa ventaja se vería reducida en el segundo cuarto. Los lituanos se llevaron el parcial y sofocaron lo que parecía la sentencia del Real Madrid antes del descanso. Y eso que Carroll permitió al cuadro blanco irse al +11 al poco de reanudarse el juego. Sin embargo, Jankunas y Hayes pusieron fin al buen momento merengue y, con dis triples seguidos del exterior, apretaron las tuercas con el 26-21. 

Carroll marcaba el ritmo del equipo blanco y Thompkins, que no terminaba de encadenar su anotación, también permitían a los de Laso continuar por delante. Es más, Alocén recondució la situación de nuevo al +11 pese al parcial lituano. Pero, como si del mismo guion se tratase, Zalgiris recortó a minutos del final para irse al descanso con un 36-31 muy optimista.

Deck manda

El Real Madrid se sentía superior. Y lo estaba siendo. Faltaba esa contención para reducir al mínimo la motivación visitante. Un objetivo que tardó en llegar y que, hasta el tramo final del encuentro, no se alcanzó. Rubit en la pintura y Hayes desde fuera metieron al Zalgiris en la pugna por el triunfo (39-38). Llegó entonces el momento de oro de un Deck desatado. Dos triples casi consecutivos reactivaron al Real Madrid, que con un latigazo de Alocén se fue al último cuarto con el 51-42.

Las fuerzas no le aguantaron al cuadro visitante, que ante el sprint final del Real Madrid se dejó ir. Thompkins, Carroll y Deck, todos ellos en el perímetro, lanzaron a los de Pablo Laso -muy molesto con el arbitraje del partido- al +15 y la sentencia. Abalde, a menos de dos minutos para el final, puso la máxima en +16 y el conjunto merengue recuperó sus mejores sensaciones.

Real Madrid 70-58 Zalgiris

Real Madrid: Laprovittola (9), Causeur (5), Deck (14), Garuba (3) y Tavares (6) -cinco inicial-, Alocen (4), Abalde (5), Tyus, Carroll (12) y Thompkins (12).

Zalgiris (13+18+11+16): Walkup (8), Hayes (11), Rubit (4), Jokubaitis (4) y Grigonis (6) -cinco inicial-, Lekavicius (8), Jankunas (13), Geben (2), Vasturia y Lauvergne (2).

Parciales21-13 | 15-18 | 15-11 | 19-16

Árbitros: Damir Javor (ESL), Milivoje Jovcic (SRB) y Kristaps Konstantinovs (LET). Sin eliminados.

Incidencias: partido correspondiente a la 26ª jornada de la Euroliga disputado en el Palacio de Deportes (WiZink Center) de Madrid a puerta cerrada por las restricciones de la pandemia del coronavirus.