El Real Madrid encara el segundo tramo de la temporada con la espinita clava de haberse quedado sin el título de la Copa del Rey. El equipo merengue sufrió el rodillo de un Barcelona que comenzó dominando y que hizo valer su gran ventaja en la parte final del encuentro. Sin embargo, El Clásico sirvió para observar con más claridad los puntos a mejorar por el conjunto madridista en su plantilla. Cambios que se establecerán en verano y que se podrán comprobar en el vestuario de la 2021/2022.

Noticias relacionadas

La confianza en el proyecto sigue siendo absoluta pese a la derrota. Cabe recordar que el primer título de la campaña se lo llevaron los de Pablo Laso ganando la Supercopa de España ante el mismo FC Barcelona de Jasikevicius. El resultado varió en la Copa, aunque con un equipo algo diferente: ni Campazzo formaba parte ya del plantel, ni jugadores como Taylor y Randolph estaban disponibles por lesión, ni Rudy Fernández pudo disputar el encuentro tras unas molestias que le apartarán del equipo varias semanas.

Incluso jugadores como Usman Garuba y Edy Tavares, que completaban un juego interior ya bastante limitado, tuvieron que saltar al parqué con ciertos problemas físicos. Pese a ello, terminaron siendo de lo mejor del partido en las filas del Real Madrid. En conclusión, el combinado capitalino no jugó bien, pero tampoco llegaba con todas las garantías para competir ante un equipo como el Barça, que va rodando cada vez mejor gracias a la dirección de 'Saras'.

Alocén con el balón, mientras que Felipe Reyes 'pelea' con Calathes ACB MEDIA

Tras ese duelo, el proyecto del próximo curso va tomando forma. Habrá fichajes, bajas y retiradas. Sin embargo, todo dependerá de si jugadores como Deck o Garuba ponen rumbo a la NBA y, sobre todo, de la situación económica que viva el club. La inversión final, como sucederá en el fútbol, estará pendiente de cómo haya bajado la presión que ha generado la pandemia de la Covid-19 en las arcas de la entidad.

Mantener el núcleo

El líder absoluto de este proyecto tiene nombres, apellidos y muchos títulos. No es otro que el técnico Pablo Laso, que acaba contrato a final de temporada y que aún no ha renovado con la entidad. El entrenador vitoriano, sin embargo, ha dejado claras sus intenciones. Quiere renovar y no ve complicaciones en ampliar su contrato. Por parte de la entidad merengue, además, existe una total confianza en Laso y su papel en el equipo. Llegó en 2011 y, después de tanto tiempo y éxito, el exjugador debe analizar concienzudamente su renovación.

Con Laso a la cabeza, el Real Madrid también tendrá en su plantilla a veteranos como Sergio Llull, Rudy Fernández o Edy Tavares. Este último, cabe recordar, renovó hasta 2025. Jeff Taylor, Trey Thompkins, Randolph y Causeur también tienen contrato, por lo que las piezas clave de las últimas temporadas no se moverán de Madrid. A este grupo se han sumado nombres jóvenes, pero de presente y futuro, como Alocén y Abalde. En lo que va de temporada están cumpliendo y la adaptación va a mayores.

Las bajas

El número de salidas podría llegar a seis, pero todo puede variar según avance la temporada. Nico Laprovittola y Alex Tyus son los dos nombres que no seguirán pase lo que pase. El argentino no ha cumplido con su papel y, tras firmar hasta 2021, quedará libre a final de temporada. Esta campaña está rindiendo a mejor nivel, pero no se ha visto ese MVP que fue en el Joventut y que conquistó a media Europa. En lo que respecta a Tyus, firmó un contrato hasta final de curso para cubrir las necesidades en la pintura del Real Madrid, por lo que salvo rendimiento extraordinario no era un fichaje para el largo plazo.

Con esas dos marchas, el Real Madrid puede sumar otras dos. Felipe Reyes y Jaycee Carroll, los veteranos del equipo, apuran sus últimos meses en el baloncesto de élite. El capitán merengue renovó su contrato por un año y esta temporada su presencia en el parqué está siendo muy limitada. Hizo historia en la Copa del Rey y quiere decir adiós a la entidad merengue por todo lo alto. Este 2021 será su adiós definitivo con 41 años a la espalda y muchos logros cosechados. El caso de Carroll es algo más complicado, pues ya la temporada pasada protagonizó numerosos rumores sobre qué iba a hacer.

Laprovittola ante el Olympiacos

El escolta, a sus casi 38 años, renovó también por una temporada más. Sin embargo, analizó con su familia la posibilidad de marcharse a Estados Unidos para decir adiós al baloncesto de élite. Después de muchos rumores, dudas y conversaciones, amplió su vinculación para disputar esta temporada. Los años no le pesan y su rendimiento, que sigue siendo determinante en el proyecto de Laso, podría irse a una nueva renovación. El jugador no ha dado detalles y, por el momento, el plan es disputar esta temporada.

Las dos últimas salidas, y que marcarán los fichajes que se realicen, son las de Gabriel Deck y Usman Garuba. Ambos tienen un futuro en la NBA en el horizonte, pero nada claro. Por ello, en función de la decisión que tomen y de las ofertas que tengan, el Real Madrid se moverá en el mercado de una forma u otra. Deck no ha renovado y Laso ya ha mostrado su predisposición a que lo haga, pero el sueño de jugar la mejor liga del mundo es muy grande. Nocioni, íntimo suyo, confirmó en EL BERNABÉU que en la NBA le habían preguntado por el 'Tortuga'.

En el caso de Garuba, está pendiente del puesto que le den en el Draft NBA. Las últimas previsiones le situaron cerca del puesto 20, pero después de bajar numerosas posiciones por un mal momento en el Real Madrid. Otras, en su mejor forma, le llegaron a colocar dentro de los diez mejores talentos.

Tavares machaca un balón en el partido contra MoraBanc Andorra ACB

Fichajes

Los puestos a reforzar por el Real Madrid son el de base, exterior y la pintura. El primero ya cuenta con una cara nueva como la de Thomas Heurtel, que alcanzó un acuerdo con el FC Barcelona tras notables discrepancias y que ha firmado, como adelantó Chema de Lucas, un 1+1 con el club merengue. Sin embargo, no es la única incorporación que podría llegar para ese puesto de uno y que permitiría desplazar a Llull a la posición de escolta.

En función de lo que suceda con Deck, el Real Madrid tendría que analizar las opciones para la zona de alero. El argentino es muy polivalente y encontrar un perfil similar no sería tarea fácil. Y, de la misma manera, la marcha de Garuba obligaría a tomar cartas en la pintura, que ya está sufriendo demasiado este curso con un Tavares excesivamente empleado. Aunque el canterano continúe, con la salida de Tyus y el adiós de Reyes, el interior caboverdiano tendrá nuevo compañero.

[Más información: Las claves de la final de Copa del Rey entre Barcelona y Real Madrid]