El esloveno Luka Doncic se mostró contrariado en rueda de prensa por la derrota en el NBA Sundays frente a Chicago Bulls (101-117) y aseguró, al ser preguntado por EFE, que "no" fue "un buen partido" por su parte a pesar de haber aportando 36 puntos, 16 rebotes y 15 asistencias.

Noticias relacionadas

"La verdad es que no creo que haya sido un buen partido por mi parte. Debería haber sido mucho mejor. Al final eso (sus números) no importa. Deberíamos haber ganado este partido y tendremos que salir más fuertes el próximo partido", dijo Doncic a EFE tras el encuentro.

Un partido en el que el esloveno superó a Michael Jordan en cuanto a triples-dobles conseguidos en su carrera (29 por los 28 del seis veces campeón de la NBA, precisamente con los Bulls).

Hombre récord

Doncic ha alcanzado esa cifra en 144 partidos, teniendo un porcentaje del 20,13% o, lo que es lo mismo, suma un triple-doble cada cinco partidos. Tiene el mejor registro de la historia, algo que ni Oscar Robertson ni Russell Westbrook, los dos jugadores con más triples-dobles en la NBA y los únicos en promediar un triple-doble a lo largo de una temporada completa, han conseguido.

Anteriormente, Doncic ya se mostró crítico con su juego, especialmente en la segunda mitad: "En la segunda mitad jugué terrible. Fui algo egoísta. Ese no fui yo en la segunda mitad, tiré algunos tiros que no debería haber tirado; tenía que haberlo hecho mejor en ese aspecto", declaró.

Pasando al plano colectivo, con un récord seis victorias y seis derrotas en lo que llevan de temporada los Mavericks, Doncic no quiso excusarse en las bajas del equipo que frente a los Bulls contaba hasta con seis jugadores ausentes: Josh Richardson, Tim Hardaway Jr, Dwight Powell, Maxi Kleber, Dorian Finney-Smith y Jalen Brunson.

"Nos faltan seis jugadores, pero no creo que sea una excusa. Tenemos jugadores que pueden jugar aquí, aunque está claro que les echamos de menos", comentó.

Además, Doncic se refirió a si les está costando más este arranque de temporada por el hecho de jugar sin público en su pabellón: "Hay que crear nuestra energía, no puede ser que no puedas hacerlo porque no hay aficionados, y eso lo tenemos que hacer entre nosotros, en el equipo".