Luka Doncic, que se había perdido el último partido de los Dallas Mavericks por una leve lesión, regresó hoy a lo grande para tumbar a los Houston Rockets de James Harden (100-113) con su primer triple-doble de la temporada.

Noticias relacionadas

El esloveno anotó hoy 33 puntos, consiguió 16 rebotes y repartió 11 asistencias en los 38 minutos que disputó.

Doncic ha tenido un arranque de temporada con luces pero también con sombras, especialmente en su puntería de cara al aro desde el perímetro (16 % en triples).

Hoy mejoró algo su efectividad desde la línea de tres (3 de 10) y lo compensó con un notable acierto en el resto de lanzamientos (12 de 25 en el total de tiros), pero la parte negativa de su estupenda noche vino con las 8 pérdidas que tuvo en ataque.

Doncic no participó en el partido del domingo en el que los Mavericks cayeron ante los Chicago Bulls (118-108) debido a un golpe en su pierna izquierda.

Su participación en el duelo tejano ante los Rockets se mantuvo en duda hasta el final, pero no parece que la leve lesión le afectara hoy para nada en su rendimiento puesto que solo en el primer cuarto ya anotó 12 puntos y capturó 5 rebotes.

Otro registro

Como dato, Doncic alcanzó las 1.000 asistencias en su carrera en la NBA en el partido contra los Rockets. Supone haber llegado a 1.000 puntos, 1.000 asistencias y 1.000 rebotes con solo 21 años, 10 meses y 5 días y 139 partidos jugados. Solo Oscar Robertson, Ben Simmons y Magic Johnson necesitaron menos partidos en la historia de la liga para lograr su hazaña. LeBron necesitó 158 partidos.

Además de Doncic, los Mavericks, que ahora se quedan con un balance de 3 victorias y 4 derrotas, contaron hoy con la aportación brillante de Tim Hardaway Jr. (30 puntos con 8 de 10 en triples).

Por parte de los Rockets sobresalieron Christian Wood (23 puntos y 7 rebotes) y James Harden (21 puntos con 5 de 17 en tiros, y 10 asistencias).

Los Mavericks con Doncic al timón controlaron el partido de principio a fin frente a unos muy erráticos Rockets (11 de 40 en triples) que solo en momentos muy concretos se acercaron en el marcador.

Aun así, el conjunto de Houston llegó con opciones al tramo final (87-89 a falta de 8 minutos en el último cuarto), pero los de Dallas conservaron la calma y no dejaron escapar la victoria.

Al partido no le faltó nada de tensión y prueba de ello fueron las numerosas técnicas que se pitaron, como las que recibieron Doncic o Harden o las dos consecutivas que mandaron expulsado al vestuario a DeMarcus Cousins cuando el pívot de los Rockets no llevaba ni tres minutos en pista.

[Más información: Doncic vuelve a ser él: funde a los Heat y firma la primera maravilla de 2021]