El futuro de la Euroliga es incierto. La prioridad es acabar la temporada y se busca la fórmula para ello. Entre las pocas competiciones que quedan en pie en Europa están esta, la Eurocup, la Bundesliga y la ACB. El resto, un total de 27, han quedado canceladas por los efectos del coronavirus. La máxima competición del continente pelea por seguir en pie y poder cumplir con la temporada para nombrar un campeón.

Noticias relacionadas

Todo apunta a una Final a 8 a la que hay que buscar una sede. La Euroliga estudia donde llevar su final de temporada, ganando fuerza las opciones de Estambul, Moscú y Atenas. La duda, en caso de jugarse, es si se podrán completar las seis jornadas que restan para definir así los equipos que lucharán por el título.

Lo que está claro es que el parón por el coronavirus será devastador en las economías de los equipos y de la organización, por lo que habrá que abrocharse el cinturón de cara a un futuro a corto plazo, por lo menos. Los equipos saben que será más difícil que nunca cuadrar las cuentas y que habrá que resignarse a no realizar grandes desembolsos. las consecuencias principales, aparentemente, serán: menos presupuesto, plantillas cortas y fichajes inviables.

Tope salarial o reducción

La reducción de presupuesto está en marcha. Se estudia la fórmula que podría ir desde un 20 por ciento si se termina la temporada hasta incluso un 40 por ciento. Aunque también se busca alcanzar un equilibrio imponiendo un tope salarial. Es la propuesta que ha realizado Ergin Ataman, técnico del Anadolu Efes.

Llull lanza a canasta durante el duelo de Euroliga entre Real Madrid y Anadolu Efes

"Todos los equipos van a verse afectados por esta crisis y deberíamos aprender de lo que ha pasado. Los presupuestos tienen que estar equilibrados de acuerdo con las ganancias. La Euroliga tiene que encontrar la manera de alcanzar un equilibrio con un tope salarial. No es razonable que algunos clubes tengan grandísimos presupuestos, especialmente porque esta pandemia tendrá un gran costo financiero para todos", dijo Ataman recientemente.

Los presupuestos se verán modificados. Pero, ¿cuáles eran los más altos esta temporada?. El top-3 lo conforman Barcelona (41 millones), CSKA Moscú (40,7) y Real Madrid (40). Tras ellos hay un salto de siete 'kilos' respecto al siguiente. Así se completa el top-10: Khimki (33,3), Olimpia Milan (31), Fenerbahçe Beko (30), Zenit de San Petersburgo (26,7), Anadolu Efes (24), Maccabi Fox Tel Aviv (24) y Bayern Múnich (23).

Las pérdidas económicas también se traducirán en reducción de las plantillas para pagar menos salarios, aunque esto se podría traducir en un problema de cara al calendario cargado de partidos entre la Euroliga y las competiciones domésticas. Las plantillas, que ahora acostumbran a rondar los 18 jugadores, pasarán a ser más cortas como tradicionalmente.

Hanga contra el Bayern EFE

La reestructuración de Madrid y Barça

En el caso de los dos grandes de España (Real Madrid y Barcelona), la masa salarial blanca deja más aire que la de los azulgrana. EL BERNABÉU publicó a comienzo de temporada las cuentas de cada uno al respecto: 24 millones de euros del Madrid por los 32,5 del Barcelona. Una media de 1,5 'kilos' por jugador en caso de los de Laso por los 2,32 de los de Pesic. Así está ahora la situación de sus jugadores en nómina:

El Real Madrid tiene el núcleo asegurado, aunque las incógnitas principales son Jaycee Carroll (que podría retirarse a final de temporada) y Trey Thompkins. Ambos acaban contrato, pero no se sabe si renovarán. No lo hará Mejri, cuya salida servirá para aligerar salario, y hay dudas respecto a lo que hará Felipe Reyes, que a sus 40 años, también podría valorar una retirada.

Para reforzarse, esta crisis le hace olvidarse de objetivos ambiciosos como Larkin, Wilbekin, Calathes o los hermanos Hernángomez, nombres que han sonado en la órbita blanca durante los meses previos al parón. Una de las opciones más factibles sería apostar por el cedido Carlos Alocén, que ha dado un paso adelante esta temporada, y Klemen Prepelic, aunque en su caso podría ser usado como moneda de cambio.

Las canteras cobrarán más peso que nunca y en clave Barça podría ser el momento ideal para apostar por Aleix Font. El objetivo culé será retener al mayor talento posible (Delaney, Kuric o Tomic). Pangos también acaba y el joven Bolmaro parece que está preparado para dar el salto a la NBA. El Barça deberá rebajar plantilla y podría ser una buena oportunidad para conseguir a menor precio a Ribas, Smits o Pustovyi.

[Más información - De Disney a Menorca: la búsqueda de sedes de NBA, Euroliga y ACB para terminar la temporada]