El Real Madrid de Baloncesto afrontaba otro partido más en una de sus competiciones favoritas, la Euroliga. Esta vez viajó a Milán para enfrentarse al Olimpia Milan en la segunda jornada después de vencer con autoridad y una gran actuación de todo el equipo ante el Darussafaka que llenó de confianza a toda la plantilla.

Noticias relacionadas

Campazzo anotó un auténtico triplazo a falta de cuatro minutos para el final que dejó alucinado a todo una eminencia en Milán como es Giorgio Armani. El jugador argentino del equipo blanco -en esta ocasión de negro- recibió el balón de Taylor para anotar 3 puntos que ponían a su equipo 4 arriba y que serían cruciales para que finalmente se llevasen la victoria.

El jugador argentino fue clave en la victoria merengue gracias a sus 21 puntos, con otro triple a falta de un minuto del final que sentenció el encuentro a favor de su equipo. El base cogió las riendas del equipo cuando más le necesitaron y culminó su gran actuación con 4 rebotes y 7 asistencias.

La defensa, clave para la victoria

El conjunto merengue ha conseguido la victoria gracias a una gran defensa y a un Randolph estelar, después de que en los dos primeros cuartos el equipo local consiguiese anular a los jugadores madridistas en ataque. Tras el descanso el equipo de Pablo Laso reaccionó para finalmente llevarse una gran victoria a domicilio y mantenerse en la parte alta de la tabla antes de recibir el próximo viernes al Baskonia.

Su próximo rival en Euroliga también ha disputado su partido de la segunda jornada este miércoles y no pudo hacer lo mismo que los madridistas. Los vitorianos cayeron en el Fernando Buesa Arena ante uno de los favoritos de la competición, Olympiacos, por 80-85, en un encuentro en el que rozaron la remontada tras un 28-18 en el último cuarto, pero finalmente no fue posible.