El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, acudió a la iglesia de San Antón para ofrecer la última Champions League conquistada en Kiev ante el Liverpool, gracias a dos goles de Gareth Bale y uno de Karim Benzema. Fue recibido por el padre Ángel en la conocida como iglesia de los sin techo, debido a que permanece abierta las 24 horas del día.

Noticias relacionadas

El padre le quiso dar la bienvenida recalcando su madridismo porque en la iglesia se ven "los partidos de fútbol" y que un trofeo como la 'Orejona' esté en la iglesia "es un milagro". Luego quiso agradecer al presidente su presencia y afirmó que viven "tardes gloriosas".

Florentino respondió orgulloso que "es la iglesia de mi vida", debido a que estudió catorce años en ese colegio. Después ofreció la decimotercera Copa de Europa y expresó su "profunda admiración" por el padre Ángel, que "da su vida por ayudar a los demás". Para el máximo mandatario blanco "es un ejemplo de vida por la inmensa labor que lleva a cabo", y esto es algo que se aprecia en el Real Madrid, "esa vida solidaria".

[Más información: Florentino Pérez: "Nuestro afán por ganar marcará el destino del Real Madrid"]