¿Se imaginaban poder ver a tres jugadores del Real Madrid jugar al Fortnite mientras lo comentan? El parón está descubriendo el lado más gamer de algunas de las principales estrellas de LaLiga y uno de los más activos está siendo Thibaut Courtois. Desde que el portero belga empezara a jugar con el caster y streamer Ibai Llanos, sus partidas están siendo mucho más seguidas.

Noticias relacionadas

Courtois se ha abierto un canal en Twitch, una plataforma de streaming utilizada sobe todo para emitir en directo partidas de videojuegos. Al guardameta del Madrid le apasionan, principalmente, el Fortnite, el F1 2020 y el FIFA 20. Este jueves contó con dos invitados de lujo: Fede Valverde y Brahim Díaz.

Los tres madridistas, acompañados de Manucho, un amigo de Courtois, jugaron varias partidas de Fortnite y mostraron sus habilidades. Pero también bromearon entre ellos, haciéndose partir de risa a los miles de fans que les seguían en directo. A Fede le tocó ser la víctima de sus compañeros, que se metieron con él por la patada que le dio a Morata en la pasada final de la Supercopa de España.

La patada a la que se refieren es a la que propinó Valverde a Morata justo cuando este se marchaba solo para medirse a Courtois mano a mano. El uruguayo le cazó antes de entrar al área y, aunque vio la roja directa, salvó a su equipo del gol contrario y se acabó ganando la Supercopa en la tanda de penaltis.

[Más información: Los eSports en tiempos de coronavirus: el salvavidas anticuarentena de futbolistas como Courtois]