El Real Madrid está muy atento a las próximas perlas francesas. Con Zinedine Zidane en el banquillo, el filón que crea el hecho de que muchos de los jóvenes sueñen con que les entrene su ídolo genera más facilidades en comparación con otros clubes para acometer determinadas contrataciones.

Noticias relacionadas

Desde EL BERNABÉU se ha venido avisando del rendimiento de Eduardo Camavinga. El joven centrocampista que ha captado todos los focos en esta temporada tiene una carpeta personalizada en las oficinas del Santiago Bernabéu y están muy pendientes de su progresión.

Tanto es así que, según informa L'Equipe, la destitución de Olivier Létang, presidente del Rennes, el club al que pertenece Camavinga, se debe a la negociación que estaba llevando a cabo con el Real Madrid para el próximo verano a expensas de la junta de accionistas.

Camavinga, calentando con el Rennes Reuters

Los propietarios tomaron la decisión en la tarde de este viernes. Bajo su mandato, el equipo había experimentado la mejor etapa deportiva de su historia. Ganó un título 48 años después y el club se metió en los octavos de final de la Europa League por primera vez en su vida. Esta temporada la plantilla está luchando por meterse en la Champions League.

Suena Wenger

El mismo medio informa que su sustituto podría ser Arsène Wenger. El técnico del Arsenal durante más de 20 temporadas es el favorito para el puesto. De hecho, el propietario François-Henri Pinault ya habría contactado con él.

Su puesto de presidente lo combinaría con el de director deportivo. De hecho, desde el país galo también estaría interesado en coger este proyecto. Wenger está con ganas de volver a coger un cargo dentro del mundo del fútbol y le haría especial ilusión que sea en el país donde nació.

[Más información: Zidane, el mejor ojeador de Francia: Mendy, el 'caso Mbappé' y las promesas que sigue]