El Real Madrid ha alterado sus planes habituales y se ha ejercitado por la tarde en la segunda sesión de la semana, que sirve de preparación para el partido del próximo lunes 15 de abril frente al Leganés en Butarque, correspondiente a la jornada 32 de La Liga. No es normal que los blancos jueguen un lunes, de hecho es la primera vez en la presente temporada que ocurre. Algo que ha provocado un mayor descanso y este cambio en el calendario semanal.

Noticias relacionadas

La gran noticia de la sesión la ha protagonizado un Vinicius Júnior que continúa ejercitándose al margen de sus compañeros, pero que ya ha pisado el césped de Valdebebas. El extremo brasileño sigue así con su individual proceso de recuperación, pero da un importante paso adelante para reaparecer lo antes posible. Mientras el '28' blanco se entrenó en solitario, Thibaut Courtois, el otro lesionado del equipo, completó la primer parte del entrenamiento con el grupo.

Varane y Luca se ejercitaron al mismo ritmo que el resto de futbolistas disponibles, después de quedarse en el interior de las instalaciones en la primera sesión de la semana, la del martes. El que se quedó esta vez dentro fue el delantero hispano-dominicano Mariano Díaz. El resto de jugadores, así como los porteros de la cantera Moha (Castilla) y Altube (Juvenil A), trabajaron a las órdenes de Zinedine Zidane.

Isco y Brahim, en un entrenamiento del Real Madrid

Plan de trabajo

El entrenamiento vespertino de este miércoles 10 de abril dio inicio con trabajo físico, para que después los futbolistas blancos completasen un circuito de tres ejercicios en los que se combinó el trabajo físico, nuevamente, con el balón. Tras esto, los merengues llevaron a cabo trabajo táctico y la sesión siguió con ejercicios de definición. El trabajo diario se acabó con la disputa de varios partidos en espacios reducidos.

[Más información: Vinicius: el 'efecto Neymar' en el Real Madrid]