El Real Madrid no pudo con el Valencia, en un nuevo partido gris. Los blancos maquillaron el resultado final en el descuento, pero ni Benzema pudo evitar una nueva derrota en La Liga. Tras la derrota, Casemiro dio la cara a pie de campo y dejó un mensaje de confianza para los aficionados blancos y, también, de advertencia para los rivales.

Noticias relacionadas

El mediocentro brasileño quiso dejar claro, en primer lugar, que los ches no habían sido superiores, ya que el dominio a lo largo de los primeros 45 minutos lo tuvo el Real Madrid. "No han sido superiores, hemos controlado bien la primera parte, en los minutos finales nos marcaron pero nosotros teníamos el partido en la mano. La afición aprieta. La segunda parte hemos trabajado, lo hemos intentado, pero el fútbol es el gol, con el 2-0 era difícil y hemos marcado el 2-1 tarde. La derrota es complicada, pero las sensaciones son de trabajo. Sabemos que no estamos bien. Tenemos que pensar partido a partido, no estamos bien", destacó Casemiro.

El equipo no ha mostrado su mejor nivel, pero el brasileño tiene claro que "cuando se pierde, pierden todos. Cuando digo que estamos mal, digo todo". A pesar de todas las ocasiones, el '14' admite que "hoy hemos tenido un gran rival, es muy complicado aquí, pero teníamos el control del partido, teníamos el partido en la mano. El 1-0 fue duro y, claro, contra un gran rival te hacen daño atrás".

Una recuperación obligada

A pesar del resultado, el equipo sigue pensando en el futuro y Casemiro tiene claro que "el Real Madrid siempre tiene que pensar en hacerlo mejor en cada partido y entrenamiento. Ya tenemos que pensar en el Eibar aunque sea un momento complicado para nosotros. Contamos con la afición. Sabemos que es un año complicado, pero el año que viene seguro que el Real Madrid vuelve".

[Más información: Marcelo cumplirá ciclo de amarillas ante el Eibar en La Liga]