Este viernes, el Real Madrid ha terminado de preparar el partido ante el Barcelona de este sábado. Un grupo de aficionados ha acudido a Valdebebas para conseguir la firma de los jugadores tras la sesión. Sin embargo, la situación se ha descontrolado y la policía ha tenido que acudir para poner orden entre los hinchas, tal y como ha mostrado Deportes Cuatro.

Noticias relacionadas

Al salir varios futbolistas del conjunto blanco que no pararon, varios de estos aficionados provocaron problemas. Insultaron a los jugadores, golpearon los coches, e incluso se cruzaron por delante de ellos, pudiendo haber provocado un atropello a la salida de la Ciudad Real Madrid.

La seguridad intentó poner orden, pero ante la imposibilidad de conseguirlo, la policía tuvo que acudir para poner orden. Los agentes llegaron y consiguieron que estos madridistas se calmaran y la situación no fuera a mayores.

[Más información: Más de 1.600 efectivos velarán por la seguridad del Real Madrid - Barcelona]