Santiago Solari da órdenes a los jugadores del Real Madrid desde la banda

Santiago Solari da órdenes a los jugadores del Real Madrid desde la banda REUTERS

Fútbol REAL MADRID

Así se ganó Solari la renovación: la metamorfosis del Real Madrid

Noticias relacionadas

El Real Madrid encara el parón por los compromisos de las selecciones de una forma muy diferente al anterior allá por el mes de octubre. Entonces, el equipo blanco encadenaba cuatro partidos sin conocer la victoria con tres derrotas y un empate. El conjunto de Lopetegui había caído ante Sevilla, CSKA y Alavés, además de firmar tablas con el Atlético en el Santiago Bernabéu.

Después, tras las fechas FIFA, el Madrid perdió contra Levante y, de forma contundente y dolorosa, Barcelona. La 'manita' de El Clásico provocó el despido de Lopetegui y la llegada de Solari al banquillo merengue. El argentino lo hizo como interino para las dos siguientes semanas y con cuatro exámenes que superar. El resultado no ha podido ser mejor: cuatro triunfos y 15 goles a favor, por solo dos en contra. 

Claridad en el mensaje y experto motivador

Solari ha cambiado la cara del Real Madrid desde su primera rueda de prensa con el primer equipo. Fue en la previa ante el Melilla y dijo que "la idea era jugar con dos cojones". Ese mensaje tan contundente como sencillo caló en el vestuario y en las altas esferas del club. Esa fue la primera victoria del conjunto blanco con el argentino como técnico. La puesta en escena es importante en una entidad tan grande y el exfutbolista ha demostrado su experiencia y sus dotes para la gestión de una plantilla llena de estrellas. 

Solari, en rueda de prensa con el Real Madrid

Solari, en rueda de prensa con el Real Madrid EFE

El técnico no solo se ha ganado al club ante los micrófonos, sino también a la afición. Sus declaraciones después del encuentro ante el Celta, en las que se quejó del "juego muy duro" del equipo vigués, también han servido para ver en él a un gran defensor del madridismo. 

Con Lopetegui, el Madrid acumuló ocho horas sin celebrar un gol. La segunda peor racha de su historia y que ya ha quedado en el olvido con Solari. 15 tantos en solo cuatro encuentros, a una media de 3,75 por partido. El equipo se ha reconciliado con el gol y ha recuperado su famosa pegada. Incluso también la flor. Los balones que chocaban contra el palo y antes se iban fuera, ahora golpean en un contrario y terminan en la red. 

Decisiones acertadas

También ha mejorado el conjunto merengue en defensa. Solo dos tantos encajados, ambos contra el Celta, y en tres de los cuatros duelos ha logrado mantener la portería a cero. Otro acierto ha sido el de elegir a Courtois como portero titular para La Liga y la Champions, terminando así con una alternativa constante que hacía que ni el belga ni Keylor encontraran la regularidad y continuidad deseables. 

El juego del equipo ha evolucionado de la posesión a tener una mayor verticalidad. El cambio ha funcionado y los resultados han acompañado. La velocidad vuelve a ser una de las bazas del Real Madrid para sorprender a los rivales. Tampoco le ha temblado el pulso a la hora de confeccionar las alineaciones. Solari ha dado entrada a Lucas Vázquez, en un gran estado de forma, y ha reservado a Isco, aún no al cien por cien tras su operación de apendicitis. Asensio se ha visto relegado a la suplencia debido a su irregularidad en las últimas semanas, mientras que Vinicius, por fin, ha tenido los minutos esperadas.

Vinicius junto a su entrenador Santiago Solari

Vinicius junto a su entrenador Santiago Solari EFE

El brasileño no ha defraudado y ha aprovechado las oportunidades del entrenador. Además, Javi Sánchez se ha convertido en un gran alternativa a las bajas en defensa. Solari conoce mejor que nadie el Castilla, equipo del que era técnico hasta hace dos semanas, y cuenta con la cantera. Otros de los beneficiados por su llegada han sido Odriozola y Reguilón. Ambos laterales han sustituido a Carvajal y Marcelo de forma sobresaliente durante las lesiones de los dos teóricos carrileros titulares. 

Ilusión renovada

El Real Madrid ha recuperado también el pulso por La Liga, recortando el último fin de semana tres importantes puntos al Fútbol Club Barcelona. El parón por selecciones esta vez será feliz, lesionados y parte de guerra de Balaídos al margen. El club blanco está muy vivo y en noviembre, y tras haber ya dejado atrás la gran depresión que sufrió las últimas semanas de Lopetegui en el cargo, sigue optando a todos los títulos en juego. Además, sueña con levantar un nuevo Mundial de Clubes para poner el punto y final al año.

Todas estas y un millón de razones más son las que han llevado al Real Madrid a convertir este lunes a Solari en su entrenador a todos los efectos. La RFEF confirmó la recepción del nuevo contrato del argentino, dejando así atrás su condición de interino. Además, el técnico extenderá su vinculación con el club blanco que finalizaba en junio de 2019.

[Más información: Conte y su no fichaje por el Madrid: "No quiero coger un tren en marcha"]