Luka Modric está acostumbrado a coleccionar elogios de los entrenadores tras su fenomenal año. De hecho, esta temporada ha conseguido transformar esas alabanzas en reconocimientos individuales. Lo que seguramente desconoce el 'Mejor Jugador del Año' para la UEFA y 'The Best' para la FIFA es que en el banquillo del Viktoria Plzen se esconde un viejo admirador suyo: Pavel Vrba

Noticias relacionadas

El entrenador del campeón checo, que cumple su segunda etapa en el club, trató de fichar a Luka Modric en 2007, según ha confesado a footballclub.cz, cuando dirigía al MSK Zilina eslovaco. Poco tiempo le hizo falta a Vrba para captar el talento del '10' del Real Madrid durante un amistoso disputado en Rijeka: "Me gustó un jugador muy joven que salió para jugar los últimos 20 minutos. Parecía un niño pequeño, pero su talento y calidad sobresalían".

La reacción del entonces entrenador, que llevó al Zilina a ganar la liga fue instantánea: "Inmediatamente informé a la gerencia del MSK para que lo ficharan, pero el traspaso fracasó debido a las condiciones financieras que exigía el Dinamo Zagreb, inasumibles para el Zilina". Un fichaje que pudo cambiar la historia del fútbol y la de Modric, que acabó recalando en la Premier League. 

Modric entrena con el Real Madrid

Su amor por Modric

Un capítulo en el que el capitán de Croacia juega un papel destacado: "Me encanta ver a Modric. Aún recuerdo cuando Luka tenía 20-21 años y le dije al St. Antosik que lo comprara. Vino y me dijo sonriendo que estaba loco: ¡el Tottenham estaba detrás de él! Era un jugador extraordinario y ha acabado convirtiéndose en una estrella", asegura Vrba en declaraciones a la web 'footballclub.cz'

Este martes volverá a tenerlo en frente, y será la primera vez que desee que el centrocampista croata no brille. El equipo checo lleva un punto en dos partidos, e intentarán aprovechar el mal momento del equipo blanco, que lleva cinco partidos sin lograr la victoria.