Todos los ojos estaban puestos este sábado en Cristiano Ronaldo, hasta se había llevado a cabo un plan antiterrorista de cara al partido entre el Chievo Verona y la Juventus, debut oficial de ambos equipos esta temporada y también el del delantero luso, que no logró ver puerta en la ajustada y sufrida victoria de la Vecchia Signora (2-3).

Noticias relacionadas

Aun así, y pese a irse de vacío, a Cristiano no pareció afectarle mucho no marcar en su estreno. Al menos eso es lo que ha declarado Massimiliano Allegri, técnico juventino, tras la victoria de los suyos en la primera jornada de la Serie A: "Siento que no haya marcado, pero lleva apenas una semana trabajando con todo el grupo y su partido fue muy bueno. Sorrentino le ha parado varias veces, sus movimientos fueron buenos y a veces no le vieron. Ha entendido con facilidad la filosofía del equipo, me impresionó. No estaba para nada enfadado, sonreía, estaba feliz por la victoria del equipo".

Además, Allegri reconoció que el nuevo potencial ofensivo de la Juventus está llamado a marcar un buen puñado de goles en cada partido: "Cuando tienes tanta calidad y produces tantas ocasiones, debes marcar al menos tres goles, y hoy fallamos mucho. Dybala y Cristiano se intercambian, todavía hay que conocer bien los movimientos del luso".

Cristiano Ronaldo, en su estreno oficial con la Juventus. REUTERS

Cristiano lo intentó

Y no será porque el ex del Real Madrid no buscó su primera diana. Cristiano tuvo varias ocasiones para perforar la portería de Stefano Sorrentino, pero el guardameta italiano se creció frente al portugués y fue uno de los grandes protagonistas del encuentro antes de marcharse de encuentro por un golpe involuntario que recibió del propio Ronaldo.

Cristiano buscó su primer gol oficial con la Juventus pero no pudo ser, algo que sí logró en su estreno con el Real Madrid en el año 2009, al marcar desde el punto de penalti en un partido que acabó ganando el conjunto blanco ante el Deportivo de la Coruña (3-2).