Griezmann, con la Supercopa de Europa.

Griezmann, con la Supercopa de Europa. REUTERS

Fútbol SUPERCOPA DE EUROPA

La sobrada de Griezmann: se proclama rey y se burla de Ramos

Noticias relacionadas

El primer título de la temporada se lo llevó el Atlético de Madrid, una Supercopa de Europa que algunos, como el exfutbolista rojiblanco Paulo Futre, han sobredimensionado tras la victoria ante el Real Madrid. Un 2-4 que fue mérito del equipo de Diego Simeone pero que también tuvo su germen en los fallos defensivos del conjunto blanco. La victoria colchonera tuvo un ausente de lujo. Antoine Griezmann jugó en Tallin pero no se le vio.

Griezmann y su sobrada en Instagram.

Griezmann y su sobrada en Instagram.

Tras coronarse campeón del mundo con Francia al delantero galo le faltaba rodaje y se podría decir que el Atleti jugó con uno menos durante 57 minutos. Aun así el francés quiso ser el protagonista tras el partido a través de su cuenta de Instagram, en la que se autoproclamó como rey con una ilustración que colgó en sus stories y en la que aparece en un trono mientras Sergio Ramos le coloca una corona.

Hasta el propio Griezmann reconoció tras el partido que su papel en la final de la Supercopa fue más que discreto: "Estaba un poco ahogado porque era mi segundo partido", reconoció. Además aseguró que tras la victoria de ayer su renovación con el Atleti tiene ahora sentido: "Hoy he visto que no me he equivocado", aseguró en los micrófonos de Movistar Liga de Campeones.

Griezmann, en la final de la Supercopa de Europa.

Griezmann, en la final de la Supercopa de Europa. REUTERS

Su primera alegría europea ante el Madrid

La euforia de Griezmann puede estar justificada, puesto que la del pasado miércoles fue la primera final europea que el francés pudo arrebatarle al Real Madrid. Desde que se puso la camiseta del Atlético de Madrid en el año 2014 el delantero galo se había visto las caras con los blancos con un título en juego en cuatro ocasiones. Y aunque el historial entre ambos equipos está igualado (2-2), hay que recordar que las dos más importantes, las Champions, acabaron en las vitrinas del Santiago Bernabéu.