La selección española ya tiene seleccionador. No ha sido cualquier nombre. Posiblemente el más polémico de todos cuantos cabían en las quinielas previas al anuncio por Luis Rubiales. Ex del Barcelona o Celta. Encargado de dirigir al combinado español hasta la Eurocopa de 2020. Luis Enrique se convierte de esta manera en el sucesor de Fernando Hierro tras la debacle en Rusia de la que poco más pudo hacer el malagueño.

Noticias relacionadas

Una decisión muy criticada por un sector amplio en el fútbol español. Conocidas son las rajadas de Luis Enrique, ya no solo contra el Real Madrid, club que le encumbró a la fama y al que luego le clavó un puñal el asturiano yéndose al Barcelona, sino que sus continuas cruzadas contra la prensa española así como aquellos futbolistas los cuáles 'no le bailan el agua' han provocado que se despierte un cierto sentimiento de recelo en el aficionado neutral español auspiciado por unas desafortunadas declaraciones respecto al nacionalismo catalán.

Las frases de Luis Enrique que no gustan en el Real Madrid

Una decisión, la del presidente de la Real Federación Española de Fútbol que, por los antecedentes más cercanos que ya aguardan sobre sus hechuras en su corto espacio de mandato, no ha dejado indiferente a nadie. Y es que el nuevo líder del órgano rector del fútbol español se la tiene cruzada al Real Madrid tras que este consumara la contratación de Julen Lopetegui como nuevo entrenador recurriendo a todo cuanto canal legal para conseguir la firma. 

Un fichaje que a Rubiales no le sentó nada bien como muestra su desmesurada reacción al cesar a Lopetegui a 48 horas de comenzar el Mundial. Un presidente de la Federación que por no contar no contó ni con el beneplácito de la plana mayor de los jugadores seleccionados, ni para el descabezamiento del grupo en su momento ni ahora para el designio de Luis Enrique como seleccionador. Hecho que el propio Rubiales confirmó ante los periodistas, ruborizado, cuando fue cuestionado por ello.

UN ENTRENADOR LIGADO A LA POLÉMICA

Con este panorama si hay una afición que puede sentirse preocupada por los tejemanejes que puedan trazarse desde los despachos en Las Rozas es la madridista. Pero no solo eso, si no que el nuevo seleccionador tiene tras de sí una serie de 'lindezas' que no hacen más que acentuar este problema en el seno del madridismo a la hora de ver con preocupación las futuras listas de convocados que el asturiano antoje pronunciar. Se han seleccionado aquellas frases de Luis Enrique que han quedado para la posterioridad y no vendría mal el recordar en este momento:

1. Sobre los valores del madridismo: "Como soy muy radical, mejor no me pronuncio...". 

2. Primera victoria con el Barcelona en el Santiago Bernabéu: "Me sabe a gloria bendita".

3. ¿Entrenar al Real Madrid?: "-Carcajadas-. Lo tengo muy fácil... ya lo conozco todo lo que lo tenía que conocer".

4. Sobre el año en que fue rival del Barcelona: "No me acuerdo de nada de aquella época".

5. ¿Pitos?: "Para un jugador del Barça siempre es gratificante sentirse pitado en el Santiago Bernabéu".

6. La goleada del 2-6 en Chamartín: "Un orgasmo futbolístico".

7. Equipaciones: "Me veo raro de blanco. Creo que el azulgrana me sienta mejor".