Mientras el Real Madrid festejaba sobre el césped del Olímpico de Kiev, dos jugadores atendían a los medios de comunicación. Con sus declaraciones dejaron en vilo al madridismo. Cristiano Ronaldo sentenciaba que "fue bonito" jugar en el Real Madrid, insinuando que este verano llegaría el momento de su salida.

Noticias relacionadas

A su vez, Gareth Bale también habló para los medios de comunicación, desvelando que no estaba contento con los minutos que había jugado durante la temporada y añadía que se sentaría con su agente para valorar su futuro. 

LA SOMBRA DEL UNITED

Entre tanto, los rumores sobre un posible acercamiento del Manchester United se sucedían, como ocurrió durante toda la temporada. La sombra del conjunto inglés planeaba sobre la cabeza del galés y, en ocasiones, de Cristiano, pues Old Trafford desea ver de nuevo al astro portugués vestido con la elástica roja de nuevo. 

Sin embargo, con la marcha de Zinedine Zidane , tal y como informó EL BERNABÉU, el galés vería más cerca su continuidad, aunque esto no acalle los rumores del sempiterno interés del Manchester. Un deseo en el que el cuadro de Old Trafford insiste.

MOURINHO PREFIERE A BALE

Según publica Manchester Evening News, el técnico portugués habría desestimado la opción Cristiano Ronaldo para priorizar en el que se ha convertido en su deseo más prohibido: Gareth Bale. El United quiere incorporar a Bale e incluso convertirle en el futbolista mejor pagado. El galés goza de un predicamento que en España no ha conseguido y, por eso, además de por su talento, en Inglaterra estarían encantados con el regreso del hijo pródigo. 

José Mourinho es un enamorado de Gareth Bale y pretende incorporarlo a toda costa. Además, ha desechado la llegada de su compatriota porque considera, según el tabloide británico, que con Romelu Lukaku tiene bien cubierto el puesto de delantero centro que ocuparía Cristiano Ronaldo.