Jose Mourinho, Gareth Bale y Pep Guardiola

Jose Mourinho, Gareth Bale y Pep Guardiola

Fútbol

Bale desata la guerra entre City y United: contactos con Guardiola

El Manchester United es el mejor colocado para hacerse con los servicios del galés, pero en las últimas semanas un invitado sorpresa amenaza con robar al jugador a Mourinho. El City de Guardiola se ha interesado por la situación de Bale y ya ha habido los primeros contactos con el entorno del futbolista. Lo que es seguro es que el de Cardiff abandonará el Real Madrid.

Noticias relacionadas

Gareth Bale está fuera del Real Madrid. El galés se quedó sin jugar el decisivo encuentro ante el Bayern Múnich en la ida de las semifinales de la Champions League. Este hecho ya no sorprende a nadie y es que el extremo solo ha sido titular en la vuelta contra la Juventus en los últimos cinco partidos de la máxima competición continental. Aquella noche, en el Santiago Bernabéu, fue sustituido en el descanso después de que los bianconeri se pusieran 0-2 en el marcador. Tampoco estuvo de inicio en ninguno de los dos duelos ante el PSG, marcando esta eliminatoria el principio del fin del de Cardiff en la entidad merengue. 

El divorcio entre Bale y Zidane es total. El técnico francés no ve al crack con la cabeza puesta en el equipo, aunque nadie duda de su calidad y de que es uno de los mejores del mundo. El problema para el galés es que ya no solo ha perdido un sitio en el once, sino que otros futbolistas como Asensio y Lucas Vázquez también le han adelantado en la rotación. Este hecho ha provocado que ni tan siquiera pisara el césped del Múnich Arena el pasado miércoles. La situación ya es irreversible y el futuro del delantero pasa por regresar a Inglaterra el próximo verano. 

UN NUEVO CASO JAMES

El final de temporada del '11' blanco tiene muchas similitudes con el de James Rodríguez la pasada campaña. El colombiano fue poco a poco saliendo del equipo hasta quedarse incluso fuera de las convocatorias. El culebrón terminó con el internacional cafetero marchándose en julio al Bayern Múnich tras la insistencia de Ancelotti. El caso de Bale lleva camino de concluir de igual forma, aunque esta vez con Manchester como destino del todavía jugador madridista. 

James Rodriguez. Foto: fcbayern.com

James Rodriguez. Foto: fcbayern.com

El agente de Gareth Bale, Jonathan Barnett, ya ha comenzado un ronda de sondeos con equipos ingleses para empezar a trazar una de las grandes operaciones del verano. Las opciones son varias, aunque la preferencia del futbolista es el Manchester United de José Mourinho. El entrenador portugués se lanzó el pasado año a por la contratación del galés, pero finalmente Bale decidió seguir en el Real Madrid y no aceptar las exigencias del técnico de anunciar públicamente que quería fichar por los diablos rojos. Ahora las tornas han cambiado y es 'The Special One' quien tiene la sartén por el mango. Los contactos con el entorno del galés ya se han producido y es que Bale sueña con heredar la mítica camiseta roja con el número 11 que lució Giggs durante más de 20 años en Old Trafford. El United tiene reservado el dorsal para el de Cardiff, ya que venderá a Martial, pero todo dependerá de la decisión final de Mourinho. 

EL CITY ENTRA EN ESCENA

El Manchester United es por tanto el club que más adelantadas tiene las negociaciones para hacerse con los servicios de Bale a partir de julio. Sin embargo, no es la única opción que maneja el representante del futbolista en la Premier. Además de los diablos rojos están las alternativas del Chelsea, aunque tiene difícil conseguir una plaza para la Champions de la próxima temporada, y del Liverpool, si los reds terminan traspasando a Salah aunque no están por la labor de dejar escapar al egipcio. Pero en las últimas semanas se ha incorporado a la lista de pretendientes un equipo sorpresa que amenaza con 'robar' a Bale a su máximo rival. El Manchester City de Pep Guardiola ya ha mantenido las primeras conversaciones para intentar convencer a Bale de que fiche por los citizens y saber cómo está su situación actual. 

Guardiola, entrenador del Manchester City. Foto: mancity.com

Guardiola, entrenador del Manchester City. Foto: mancity.com

El fracaso de Guardiola en la Champions obliga al City a volver a hacer un esfuerzo de cara al mercado de verano. La intención inicial del actual campeón de la Premier era solo la de fichar a Weigl, jugador del Borussia Dortmund con el que ya tiene un acuerdo verbal, y Mahrez o Isco. Con el argelino la situación es idéntica a la del internacional alemán, pero quedó pendiente hasta la decisión que tomara el Real Madrid con el futuro del malagueño. Estas dos incorporaciones más la de Laporte en invierno, que en un principio estaba pensada para el mes de junio pero Guardiola pidió adelantar unos meses el pago de la cláusula, completaban el presupuesto que tenían los sky blues para fichajes. Ahora, tras caer estrepitosamente ante el Liverpool en cuartos de la máxima competición continental, el Manchester City deberá volver a romper el mercado para conseguir hacer soñar a la afición con levantar, por fin, la ansiada copa orejona. 

GUARDIOLA QUIERE VENGARSE DE MOURINHO

En esos nuevos planes de Guardiola entra de lleno Gareth Bale, un jugador que siempre ha valorado y que sería su particular venganza de Mourinho por el fichaje de Alexis Sánchez. El chileno había sido una petición expresa del de Sampedor, incluso llegó a hacerse fotos con la camiseta del City, pero finalmente el United realizó una oferta irresistible que bañaba en millones de euros al exbarcelonista. El ex del Arsenal se convirtió en uno de los mejores pagados del mundo con más de 15 'kilos' al año. Mourinho robó así a Pep uno de sus mayores deseos y ahora el entrenador catalán quiere pagarle con la misma moneda con Bale de por medio. 

José Mourinho, técnico del United   Foto: Twitter (@ManUtd)

José Mourinho, técnico del United Foto: Twitter (@ManUtd)

El Manchester City es por ahora una segunda opción para Bale, pero los citizens podrían ir con todo a por su fichaje si Mourinho no cierra pronto un acuerdo con el galés. Además, ambos equipos jugarán a encarecer todo lo que puedan la operación a su vecino y máximo rival. La situación del futbolista en el Real Madrid le obliga a buscar una salida en cuanto termine la temporada, aunque en el club blanco nadie se plantea que salga por menos de 100 millones de euros. A pesar de que la cotización del delantero ha bajado en los últimos meses, los precios del mercado hacen que la entidad de Florentino Pérez comience pidiendo 150 'kilos' por el traspaso. Con la BBC más que amortizada y solo con Cristiano como piedra angular del proyecto, Bale desata pasiones en Inglaterra y, con ello, una nueva guerra entre Mourinho y Guardiola.