No cabe duda de que el gran problema de Zidane este curso está siendo su plan B. Ante el Fuenlabrada se pudo ver que la segunda unidad blanca no está preparada... o al menos no tanto como lo estaba la del año pasado, pero ¿por qué no funciona el banquillo del Real Madrid?

Noticias relacionadas

INEXPERIENCIA EN DEFENSA

Vallejo, Theo y Achraf dan síntomas de estar aún en una fase muy precaria de su carrera. Ninguno de los tres supera los 20 años y esa juventud se evidencia sobre al campo. Todos ellos son muy buenos y en el Madrid confían en que dentro de unos años estarán entre los mejores en sus puestos, sin embargo, en estos momentos aún tienen mucho por aprender y por mejorar y pierden en las comparaciones con Pepe y Danilo los cuales tenían mucho más bagaje a sus espaldas.

EL FOCO DE LA PRENSA SOBRE CEBALLOS

Todo el mundo pedía a Ceballos pero el centrocampista no lució ante el Fuenlabrada. Zidane tiene claro que hay que ir despacio con Ceballos. Es un jugador especial, de esos que salen uno cada diez años, pero -como con Asensio- no hay que adelantarse a los acontecimientos. Tiene que hacerse aún a lo que es jugar en un equipo de la categoría del Real Madrid. Desde hace semanas se inició una campaña contra Zidane para pedir más minutos para Ceballos y eso podría pasarle factura al jugador mentalmente.

EXIGENCIA CON ASENSIO

Y hablando de Asensio, al chico se le ha sobreexpuesto mesiánicamente. Asensio es sin duda una de las grandes noticias del inicio de temporada pero en el Real Madrid temen que los focos estén apuntando a él demasiado pronto y que eso pueda pesarle. El mallorquín ha dado un bajón en las últimas semanas aunque no es preocupante. Una lesión le mantendrá alejado del equipo durante un breve espacio de tiempo. Eso, unido a la vuelta de Bale, le quitará peso de encima en su regreso.

EL PASO ATRÁS DE LUCAS

Sin James ni Morata, a Lucas se le pedía que diera un paso adelante y pusiera el punto de veteranía y experiencia en el banquillo del Real Madrid. Sin embargo, Lucas no está bien. Al gallego le cuesta aparecer en los momentos decisivos y parece que ha perdido ese desequilibrio que le hizo despuntar dos años atrás. Zidane le está dando minutos pero si Lucas no da el paso podría perder más puestos en las rotaciones.

FALTA GENTE CON GALONES

Y sin James ni Morata, y Lucas casi desaparecido, se echa mucho en falta la presencia de un futbolista que sea capaz de revolucionar un partido saliendo desde el banquillo. La juventud puede jugarles una mala pasada a los nuevos -como Llorente y Mayoral- y se nota la ausencia de un jugador que sea capaz de mantener la calma y echarse el equipo a sus espaldas. Al menos era así hasta ahora. La vuelta de Bale puede perfectamente ocupar este espacio.

Mayoral: ''Marcar con esta camiseta en esta estadio es una alegría enorme'' by footbie.com