El Real Madrid 2019/2020 echa a rodar este lunes y además de los jugadores del primer equipo que engrosarán la expedición a Canadá y Estados Unidos, también habrá algunos canteranos incluidos. Entre ellos un Takefusa Kubo que se convirtió en uno de los fichajes sorpresas del verano.

Noticias relacionadas

El futbolista japonés fue firmado para las próximas temporadas, aunque en principio jugará en el Castilla a las órdenes de Raúl. Sin embargo, Zinedine Zidane quiere verle en acción y es que el nipón destaca por tener una grandes cualidades y habilidades técnicas, no en vano, disputó la Copa América 2019 junto con sus selección nacional pese a tener tan solo 18 años.

Pese a que por haber disputado el torneo sudamericano tenía más días de permiso para disfrutar de unos días de descanso, el jugador ha aterrizado este mismo domingo en el aeropuerto de la capital para poder pasar los pertinentes exámenes médicos el lunes y poner rumbo a Montreal el martes junto al resto de los convocados para la pretemporada.

Sorprendido por el recibimiento

Son muchos los que esperaban a Kubo en Madrid. Al jugador se le pudo ver sorprendido a su llegada y tan solo dedicó alguna tímida sonrisa cuando ya se encontraba en el ascensor junto a los suyos, lejos del impacto mediático y de los micrófonos.

Takefusa Kubo

La intención del jugador en esta gira por Norteamérica es ganarse la confianza de Zidane. Kubo quiere triunfar en la casa blanca y eso pasa por hacer una buena pretemporada. El japonés tiene la oportunidad de crecer bajo el cobijo de Raúl González y de Zizou, algo de lo que muy pocos pueden presumir. Dos leyendas. Y es en eso en lo que se quiere convertir el internacional nipón. Este lunes comienza su aventura en el mejor club del mundo.

[Más información: Kubo viajará a Estados Unidos con el Real Madrid]