Garuba, celebrando una canasta durante el partido de Euroliga entre el Real Madrid y el ALBA Berlín

Garuba, celebrando una canasta durante el partido de Euroliga entre el Real Madrid y el ALBA Berlín

Baloncesto REAL MADRID 85-71 ALBA BERLÍN

El Real Madrid se pone serio, gana al ALBA Berlín y recupera sensaciones ante su público

Tercer triunfo blanco en el campeonato europeo. Tavares, el mejor de un equipo que mostró una gran imagen en momentos importantes del partido.

Noticias relacionadas

Vuelve el Madrid a su casa y regresa la victoria en Europa al average blanco. Los de Laso se imponen al ALBA Berlín en un partido igualado ante su afición con Tavares como jugador destacado. El equipo alemán que lo intentó hasta el final sucumbió en esta sexta jornada de la Euroliga. [Narración y estadísticas: Real Madrid 85-71 ALBA Berlín]

Tras una día de Halloween que el Madrid pasó con pesadillas por la derrota sufrida ante el Bayern, los blancos volvían al Palacio el Día de los Santos para recuperar la imagen dada las primeras jornadas de Euroliga. Un WiZink Center a rebosar ovacionaba sin rencor al equipo que tantas alegrías le ha dado y mostraba una vez que son y serán el 'sexto hombre' siempre que sea necesario.

Randolph empieza 'on-fire'

Con esa ilusión y con ese apoyo arranca el Madrid el partido como una auténtica apisonadora. Los ojos blancos brillaban de ansias de triunfo y Randolph lo reflejaba en la pista con 10 puntos casi consecutivos y casi sin fallo para poner la primera gran ventaja del choque con la ayuda de Taylor (13-2, minuto 6). 

El ala-pívot con nacionalidad eslovena rendía de lujo en ataque y en defensa secaba a un Luke Sikma desesperado por no poder superar al jugador blanco. A diferencia del partido contra el Bayern, Randolph si encontró escuderos que le ayudaron a cerrar un primer cuarto sensacional en el que todo le salió a pedir de boca para los merengues. 28-14 lució el marcador tras revisar los colegiados un triple del ALBA sobre la bocina que no dieron por válido.

Aparecen los fantasmas blancos

Con la segunda unidad blanca en pista comenzó mal el segundo cuarto para el Madrid. Las constantes pérdidas de los merengues obligaban a un Laso paciente a fruncir el ceño al ver a los alemanes acercarse en el marcador. Siva era el hombre más destacado de un cuadro berlinés que intentaba la remontada mientras que esperaba que Giedraitis comenzara a aportar.

Se iba gastando el segundo periodo con Tavares frenando a los alemanes, intimidando en ambos lados de la pista y realizando un gran juego entre postes con Garuba. Pero si el caboverdiano mejoraba la imagen dada en los últimos duelos, el Madrid como conjunto bajaba su nivel en defensa, volviendo al mal retrato de choques anteriores. Ese empeoramiento era entendido por Aíto y los suyos como un oportunidad sensacional para recordar al Madrid sus viejos fantasmas. El guante era recogido y el equipo alemán mostraba su mejor versión para apretar el luminoso. Si el primer cuarto se cerraba con un triple fuera de tiempo, el segundo fue con un lanzamiento desde la esquina que ponía la puntilla a mal cuarto de los merengues.

Mason y Hermannsson fueron los encargados de devolver al ALBA Berlín al partido en el segundo periodo, y a la vuelta del descanso fue Cavanaugh el que se vestía de jugón. El ala-pívot de los de Aíto comenzaba atinado y empataba el partido por primera vez desde el inicio (48-48, minuto 34). Fue entonces cuando se endurecieron las defensas y la anotación comenzó a basarse en la línea de personal y eso que ninguno de los dos equipos estaban atinados desde los 4,60. Rudy y Garuba le metían un plus a la defensa merengue, pausaban la remontada alemana y el tercer cuarto que se cerró, como los anteriores, desde el perímetro. El extrapass blanco funcionó a la perfección para que Llull anotara desde el triple y sobre la bocina una canasta que devolvía las sonrisas al banquillo merengue (64-56).

Taylor lanza a canasta durante el partido entre el Real Madrid y el ALBA Berlín

Taylor lanza a canasta durante el partido entre el Real Madrid y el ALBA Berlín

Tavares vuelve a ser el

Con dicha canasta, que suponía el punto número 2.900 de Llull en Euroliga, aún en la memoria, se iniciaba el último cuarto con el Madrid activado. Llull, Rudy, Deck, Garuba y Tavares formaban el quinteto con el que los de Laso recuperaban el nivel y la alegría en ambos lados de la pista. Mención especial y obligada para un Tavares que volvía a dar muestras de su mejor versión haciéndose dueño y señor de la pintura. Rebotes, tapones y puntos sumaba el poste caboverdiano para que el Madrid volviera a poner tierra de por medio en el marcador.

La ovación que el público blanco le dedicaba a su torre favorita cuando este se marchó al banquillo a falta de dos minutos, servía para que el olor de la victoria volviera a llegar a los aficionados merengues. El ALBA Berlín no se dejó llevar y mostró intensidad hasta el final, pero el Madrid en casa no deja escapar los partidos.

Con Garuba volando sobre el cielo de la capital se llegó al término de un choque que quita mucha tensión a un cuadro blanco necesitado de alegrías. De esta manera, el conjunto de Laso se pone con los mismos triunfos que derrotas en Europa, tres, antes de viajar al País Vasco para verse las caras con Baskonia en Liga Endesa.

Real Madrid 85-71 ALBA Berlín

Real Madrid: Campazzo (8), Causeur (7), Taylor (6), Randolph (12), Tavares (11) - quinteto inicial - Llull (12), Laprovittola (2), Carroll (3), Deck (6), Garuba (12), Mickey (3), Rudy (3).

Entrenador: Pablo Laso.

ALBA Berlín: Siva (10), Giffey (1), Giedraitis (9), Sikma (6), Nnoko (2) - quinteto inicial - Cavanaugh (5), Hermannsson (13), Mattisseck (0), Ogbe (0), Mason (10), Thiemann (10).

Entrenador: Aíto García Reneses.

Árbitros: Christodoulou, Silva, Vyklicky

Parciales: 28-14| 14-24| 22-18| 21-15|

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 6 de la Euroliga, disputado en el WiZink Center (Madrid).