El Real Madrid consiguió una importante victoria ante el Panathinaikos en el WiZink Center por 89 a 68. Este triunfo hace que el equipo dependa de sí mismo para acabar el año líder de la Euroliga. Pero el final de año no va a ser fácil para el Real Madrid. En los próximos diez días, el conjunto blanco tendrá cuatro partidos, a una media de poco más de un partido cada dos días.

Los merengues comenzarán esta dura prueba el próximo viernes 21, fecha en la que visitará al Bayern Múnich. El cuadro merengue intentará repetir el resultado de la última visita al equipo bávaro, en el que los merengues se impusieron con facilidad al conjunto alemán.

Solo dos días después, el domingo 23, el equipo madridista recibirá al UCAM Murcia en Madrid. El equipo murciano está crecido y luchando por los playoffs, pero el cuadro de Pablo Laso, por su parte, busca la victoria que le acerque al liderato que por ahora ocupa el Barcelona.

Llull ante Baskonia

Dos duros partidos para acabar el año

El Real Madrid tendrán que viajar el 28 de diciembre a Estambul para cerrar el año en la Euroliga contra uno de los equipos más poderosos de Europa, el Fenerbahçe de Obradovic. Si el equipo gana sus dos partidos europeos, sellarían su liderato, acercándose un poco más a la clasificación a la Final Four.

El colofón a este año será el domingo 30 a las 19:30 horas con el partido ante el Baskonia en su cancha. El último partido del Real Madrid allí acabó con la trigesimocuarta liga del club blanco, y el último precedente fue una contundente victoria de los blancos por 97-79 en la máxima competición europea.

[Más información: Las mejores imágenes del Real Madrid - Panathinaikos]