El fichaje de Malcom por el Barcelona ha sacudido un mercado de fichajes que había entrado en una fase de letargo preocupante. El club culé ha sorprendido a propios y a extraños tras arrebatar a la Roma los servicios del extremo brasileño de 21 años procedente del Girondins de Bourdeos

Noticias relacionadas

Tal es el lío que se ha organizado, que desde el club romano, por boca de Monchi -director deportivo- estudia demandar al Barcelona tras este fichaje al considerar un acuerdo firmado entre el club francés, el jugador y los agentes de este. Además, Monchi reconoce tener pruebas que demuestran lo sucedido pero lamenta la no firma contractual con el jugador.

Con Malcom presentado en la tarde de este martes en Can Barça, el jugador se ha apresurado a colgar en su Instagram una instantánea junto al escudo del Barcelona posando sonriente ajeno a toda la polémica que ha suscitado su firma. Pronto el post del jugador brasileño se ha hecho viral por la red social y muchos aficionados culés se han dado prisa a mostrar su opinión en los comentarios. 

Sin embargo, unas palabras resonaban por encima de las demás. Eran las de Vinicius Jr. El joven jugador, recientemente incorporado a la disciplina del Real Madrid bajo las órdenes de Julen Lopetegui, no ha tardado en dar su apoyo a su compatriota mezclando cordialidad con humor. "Los negros dominamos el mundo", comentó el madridista. Eso sí, Vinicius quiso aprovechar también para felicitar a Malcom además de bendecir su fichaje por el Barcelona.

Vinicius hace ejercicios de estiramiento

Fichajes jóvenes, buenos y rentables

Entre la nueva política inflacionista de fichajes del actual mercado, las formas de actuar de un club sobresalen por encima de otras. Se trata del Real Madrid cuyo presidente de la entidad, Florentino Pérez, se apresuró a defender la nueva corriente del club merengue ante las desorbitadas firmas que últimamente se suceden entre grandes clubes de Europa. Jugadores como Asensio, Vinicius, Rodrygo, Odriozola o Lunin son el vivo ejemplo de una nueva hornada, prometedora, garante de éxitos en un futuro más próximo que lejano.