Atlantia pone los dientes largos a los bajistas y Cellnex pierde 360 millones

Atlantia pone los dientes largos a los bajistas y Cellnex pierde 360 millones

Medios TELEVISIÓN

Las teles privadas estiman que Cellnex cobrará unos 40 millones por el dividendo digital

Las cadenas de televisión privadas que actualmente ocupan el espectro radioeléctrico de la TDT prevén que tendrán que pagar una media de dos millones de euros más en su factura a Cellnex por el alquiler de cada una de sus señales, al menos durante el año 2019.

En el caso de las cadenas de SD el coste se aumentaría desde 5,1 millones por encima de los siete millones y en las HD hasta cerca de los nueve millones de euros. Pese a ello, el coste no será igual para todos aunque, en total, se estima que Cellnex cobrará más de 40 millones de euros más solo entre las 21 cadenas privadas.

Este aumento de la factura será de manera temporal hasta que se solvente el segundo dividendo digital y -como ya hizo en el primer dividendo digital- Cellnex lo aplicará como un coste necesario para financiar el encendido de dos señales simultáneas, mediante lo cual se quiere facilitar la migración de las actuales frecuencias de TDT hasta su nuevo destino. 

Coste no homogéneo

En el caso de RTVE, la cadena estima que deberá pagar entre seis y diez millones de euros por el aumento temporal de la factura que deben abonar a Cellnex, un coste que será cubierto en parte por el Gobierno, según se ha comprometido la administración por la cadena pública. En el caso de las privadas también esperan subvenciones del Estado, aunque este extremo todavía no ha sido confirmado por la administración. 

Por su parte, fuentes de Cellnex consultadas por este diario indican que -de momento- es imposible tener una estimación certera de este coste, ya que tras la publicación del Plan Nacional de TDT -que todavía no se realiza- deberán definir los suministros, las antenas y los recursos que cada cadena deberá asumir y el tiempo que deberá prolongarse el encendido simultáneo.  Reconocen que el coste de la señal se elevará, pero que no será homogéneo para todas las televisiones, como ya aconteció en el primer dividendo digital.

El Plan Nacional de TDT que deberá ser aprobado en las próximas semanas implica que el encendido de estas nuevas señales -en simultáneo con las actuales- deberá efectuarse hasta que se complete definitivamente la migración, según el Gobierno cerca del primer trimestre de 2020. La Unión Europea ha estipulado que todas las televisiones deberán haber abandonado la banda de 700 MHz antes de junio de 2020, dejando libre este espacio para la nueva tecnología 5G. 

Subvenciones del gobierno

De esta manera, entre las televisiones se espera que sea el Gobierno el que asuma este coste extra en forma de ayudas. En las televisiones con las que ha hablado este periódico se indica que esta cuota para el segundo dividendo digital es un coste extra y un cambio que ellos no han pedido, por lo que esperan que el Gobierno asuma los costes.

En la hoja de ruta presentada por el gobierno en verano de este año se establecía que se aprobarían ayudas públicas a viviendas y operadores. De momento, este decreto está pendiente de publicarse en las próximas semanas, por lo que todavía no establece el montante de las ayudas. En el caso de los hogares se estiman que un millón de viviendas deberán ser intervenidas con un coste estimado de 300 millones de euros, un montante similar al primer dividendo digital.

Este tema será tratado en la próxima reunión de Uteca de mediados de enero, cuando se espera que ya haya claridad respecto de estas ayudas. De hecho, en la hoja de ruta de julio se indicó que este mes deberían aprobarse los reales decretos para la compensación de costes del proceso de liberación de la banda de 700 MHz -donde se incluyen las ayudas- y el Real Decreto que apruebe el Plan Técnico Nacional.

No obstante, en el sector no se descarta que estos decretos se retrasen unos días por los trámites administrativos que deben sortear. Las televisiones privadas están expectantes.