Felipe VI, José Creuheras y Cristina Cifuentes, en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares.

Felipe VI, José Creuheras y Cristina Cifuentes, en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares. EL ESPAÑOL

Medios UNIVERSIDADES

El máster de Cifuentes frena la concesión a Planeta de su universidad madrileña

El cambio de gobierno y la inestabilidad en el PP paralizan la expansión del negocio universitario del dueño de Atresmedia.

El grupo Planeta ve truncado -de momento- su sueño de tener una universidad en Madrid. El grupo solicitó hace un año a la Comunidad de Madrid la concesión de una licencia para operar una universidad en la capital, pero hasta el momento siguen sin recibir respuesta por parte de las autoridades autonómicas. En Madrid hay seis universidades públicas y ocho privadas y la última se abrió en 2008.

Desde la Comunidad de Madrid confirman a EL ESPAÑOL la existencia de esta solicitud, pero indican que su proceso de concesión debe pasar muchas etapas. Además de la solicitud de Planeta, otros dos organismos han solicitado la concesión de una universidad privada. “Están en marcha y, en cada caso, cuando se culmine el proceso establecido en la legislación, se dará respuesta a cada solicitud”, indican desde el Ejecutivo regional.

No obstante, las fuentes consultadas por este periódico indican que las informaciones que había recibido el grupo era que la autorización podría haber sido aprobada en el segundo trimestre de este año por la Asamblea de Madrid, pero -indican- todo se ha paralizado por el escándalo del Máster de Cristina Cifuentes, el título que le concedió la Universidad Rey Juan Carlos sin haber cumplido con todos los requisitos formales.

Planeta ataca a Planeta

Según estas mismas fuentes, la posterior renuncia de Cifuentes tras conocerse su vídeo devolviendo dos cremas en un supermercado, la puesta en marcha de un nuevo gobierno liderado por Ángel Garrido y la inestabilidad política del PP en Madrid, han terminado por torpedear la concesión de esta licencia, una pieza clave en la estrategia educativa del grupo Planeta.

Oficialmente, en la Comunidad indican a que la legislación fija los plazos a la Administración para resolver los expedientes "por lo que no se pueden parar por motivos ajenos al desarrollo de cada expediente". Pese a ello, otras fuentes reconocen que "no es el mejor momento para adjudicar universidades", tras el desprestigio que este caso ha generado para el sistema universitario en las últimas semanas.

Con todo, la situación es paradójica ya que el propio grupo Planeta -con sus medios La Sexta (Atresmedia) y La Razón se convirtió en punta de lanza del acoso mediático a Cifuentes y fue uno de los responsables de la desestabilización del gobierno de la Comunidad de Madrid durante el mes que transcurrió entre las primeras informaciones de eldiario.es y la posterior aparición del vídeo de la cámara de seguridad del supermercado donde Cifuentes aparecía devolviendo unas cremas sustraídas.

Caso Lezo

Las primeras informaciones relacionadas con el interés de Planeta de tener una universidad en Madrid llegaron de la mano del Caso Lezo, que investiga el gobierno de Ignacio González en la Comunidad de Madrid. EL ESPAÑOL publicaba en mayo de 2017 los audios de conversaciones entre el presidente de La Razón y consejero de Atresmedia Mauricio Casals y Edmundo Rodríguez Sobrino, uno de los implicados en la trama

Rodríguez sobrino llamó a Casals -una conversación que se produjo en octubre de 2016- para contarle que el presidente de Atresmedia y del grupo Planeta, José Creuheras, había pedido tratar bien a Cristina Cifuentes porque querían que su gobierno les autorizase la creación de una universidad privada en Madrid.

En esa grabación Rodríguez Sobrino llama "hijo de puta" a Creuheras y se queja de que le han tomado "el pelo vulgarmente" al explicar la resistencia de Planeta a seguir la estrategia de La Razón de presión sobre Cifuentes.

Unas conversaciones en las que Casals pronunció frases como que "el sandwich" al que están sometiendo "al PSOE con la Sexta funciona de cine", para advertir de la utilización de estos medios para sus fines políticos.

Planeta Formación y Universidades

En relación a la existencia de esta solicitud, en mayo del año pasado la Ser informaba que fuentes del gobierno regional les aseguraron que responsables del grupo Planeta fueron a pedir información a la consejería de Educación pero que no habían registrado todavía ninguna solicitud para abrir una universidad privada en Madrid.

La solicitud formal, así como la memoria del proyecto, fueron presentadas semanas después, a través de la sociedad Planeta de Agostini Formación SLU conocida por su nombre comercial Planeta Formación y Universidades.

El objetivo de Planeta con la concesión de esta licencia es completar su oferta educativa. En estos momentos mantiene la gestión de EAE Business School, OBS Business School, la primera escuela de negocios 100% Online, UNIBA (Centro Universitario Internacional de Barcelona), VIU (Universidad Internacional de Valencia) orientada al área de Educación y Ostelea, School of Hospitality & Tourism especializada en el sector.

Proceso "complejo"

Planeta Formación y Universidades también tiene centros de formación profesional y continua como CEAC Centro de Formación Profesional, IPF Innovación en Formación Profesional, Deusto Formación y Deusto Salud Centros de formación continua y especializada.

En este universo de la formación solo falta la pieza de una gran universidad privada física. Según fuentes del gobierno regional, en estos momentos la Asamblea de Madrid tramita un proyecto de Ley de Universidades (LEMES) que permitiría a Madrid poder establecer sus propias condiciones y desligarse de la Ley Orgánica de Universidad estatal.

Según esta legislación, la solicitud de autorización de una nueva universidad privada es un proceso complejo. Se exige, entre otras cuestiones, demostrar mediante documentación requisitos como contar con estructura docente para organizar y desarrollar al menos ocho titulaciones oficiales con un calendario completo de implantación.

Se debe además contar con una estructura investigadora, justificación de plantilla docente (al menos el 50% doctores), justificación de la plantilla de personal de Administración y Servicios, una memoria justificativa de las instalaciones  existentes y proyectados (en este último caso con justificación de ejecución) y un estudio económico y financiero que garantice la viabilidad del proyecto.

Informes de diferentes organismos

Posteriormente, deben contar con informes favorables del Consejo Universitario de la Comunidad de Madrid (donde están representadas las universidades madrileñas), de la Conferencia General de Política Universitaria (donde están representadas las CCAA y el Ministerio de Educación), de la Fundación Madrid sobre el plan del desarrollo de titulaciones. Y un informe jurídico de la Comunidad de Madrid sobre el anteproyecto de Ley de creación de nueva Universidad.

Con todo ello favorable, el Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma podría aprobar el anteproyecto de Ley de creación de esta nueva Universidad para remitirlo a la Asamblea de Madrid. Para la aprobación de dicha universidad privada, el parlamento regional tiene que aprobar por mayoría dicha Ley.

En relación a las solicitudes presentadas, indican que todas están enmarcadas en ese proceso y por el momento ninguna ha llegado al final contemplado en la normativa, para que el Gobierno tome la decisión final de aprobarla en el Consejo de Gobierno y remitirlo a la Asamblea de Madrid.